Los cameos de deportistas en el cine incluyen momentos tan alucinantes como el de Lance Armstrong presumiendo de espíritu deportivo y cultura del esfuerzo. ¿En qué película lo hizo? Lo desvelamos enseguida, en una sorprendente lista de cameos entre los que destacan Pau Gasol haciendo el muerto, Michael Schumacher conduciendo una cuadriga o Jorge Lorenzo en una carrera de burros. Nos sumamos así a las Olimpiadas de Tokio 2021, y al estreno de “Space Jam: nuevas leyendas” con LeBron James. Éstos son los 20 mejores cameos de deportistas en cine y televisión.

1 / LeBron James, consejero sentimental en “Y de repente tú”

LeBron James es quizá el heredero natural de Michael Jordan en el mundo del baloncesto. Por eso, si Jordan protagonizó “Space Jam” en 1996, para su reciente secuela el escogido fue LeBron (tras barajar muy en serio el nombre de Giannis Antetokounmpo, actual campeón de la NBA). Pero más allá de compartir pantalla con Bugs Bunny, la aparición más divertida de LeBron en una película es la de “Y de repente tú” (disponible en Netflix). Donde el jugador hizo de sí mismo… en versión tacaña, sentimental y sensiblera.

LeBron James en “Y de repente tú”.

“Y de repente tú” es una comedia romántica con Amy Schumer y Bill Hader, haciendo este último de médico deportivo. Y entre sus clientes y amigos destaca LeBron haciendo de LeBron… pero de un Lebron que asesora a su amigo en materia sentimental y que no se pierde un capítulo de “Downton Abbey”. Porque, como dice en una de sus frases más divertidas, “no quiero que mañana todos hablen de la serie y sentirme desplazado”.

Deportistas en el cine: LeBron James con Amy Schumer en la promoción de "Y de repente tú".
LeBron James con Amy Schumer, promocionando “Y de repente tú”.

Su papel, en principio, iba a ser mucho más breve. Pero Amy Schumer (también guionista de film) vio el potencial cómico de LeBron James y amplió su presencia, con momentos tan divertidos como la escena en que el jugador reprocha a su amigo que sí le visitara cuando jugaba en Miami, pero no cuando jugaba en Cleveland. “¡Si son lo mismo!”.

Seguro que sí, LeBron. Seguro que sí.

2 / Pau Gasol, fiambre de lujo en “CSI: Miami”

El pívot de Sant Boi pasará a la historia por participar en los Juegos Olímpicos de Tokio con 41 años de edad, con la Selección Española de Baloncesto. Pero también por haber sido nombrado “Rookie del Año” en la NBA, por enfrentarse a su hermano Marc en el saque inicial de un partido “All Stars” (el balón se lo llevó Pau) o por haber ganado 2 anillos con Los Ángeles Lakers. Y fue en su etapa en los Lakers cuando tuvo un breve papel en “CSI: Miami”. En un capítulo del año 2009, ¡haciendo de cadáver!

Ejemplo postmortem de deportistas en el cine: Pau Gasol en "CSI: Miami".
Pau Gasol, un cadáver de 2’13 en “CSI: Miami”.

Para ser exactos, Pau Gasol apareció en los primeros minutos del capítulo 8×08, sacando de un coche en llamas a la víctima de un accidente. Después le encarcelaban, como sospechoso del caso, y enseguida aparecía muerto en su celda. Y al hacerle la autopsia a este hombretón de 2’13, el forense decía asombrado: “¡Nunca había visto un cuerpo tan grande!”.

Vivir y jugar en Los Ángeles facilita, obviamente, los cameos de deportistas en el cine y la televisión. Por eso, mientras estaba en los Lakers, Gasol intervino también en sendos capítulos de “Numb3rs” y de “Modern Family”, compartiendo plano en esta serie con su más famoso compañero de equipo: “La Mamba Negra”.

3 / Kobe Bryant, haciendo más “cuñado” al cuñado de “Modern Family”

También conocido como “La Mamba Negra”, Kobe Bryant falleció en un trágico accidente de helicóptero en 2020, a la edad de 41 años. Pero tuvo tiempo de ganar 5 Anillos de la NBA con los Lakers, 2 oros olímpicos con la selección estadounidense de baloncesto (las dos veces frente a Gasol)… ¡y hasta 1 Oscar! Fue en la categoría de Mejor Cortometraje de Animación, por un corto sobre “basket” que Bryant produjo. ¡Y todavía tuvo tiempo de aparecer en “Modern Family”!

Cameo de Kobe Bryant en “Modern Family”.

Bryant intervino en el capítulo 1×24 (con Gasol asomando de refilón), en el que Sofía Vergara y Ty Burrell, el “cuñado” de la serie, iban a ver un partido de Los Angeles Lakers. Pillados por la “Kiss Cam”, tenían de darse un beso ante todo el mundo. Pero minutos antes se cruzaban en un pasillo con Kobe Bryant. Y el personaje de Burrell, nervioso por el encuentro, no acertaba a decir más que tonterías. “Cuñadismo” en estado puro.

4 / Kareem Abdul – Jabbar, copiloto (reconocido) en “Aterriza como puedas”

Cuando Kobe Bryant acababa de nacer, la estrella de los Lakers era Kareem Abdul –Jabbar. Y en el pico de su fama, le ofrecieron hacer de copiloto en “Aterriza como puedas”, por una curiosa razón. Y es que esta película se inspiraba, para parodiarlo, en un film catastrofista titulado “Suspense… hora cero”, en el que el piloto del avión era Elroy “Crazylegs” Hirsch: una superestrella del fútbol americano en aquellos tiempos. Y para llevar la parodia hasta el límite, los creadores de “Aterriza como puedas” decidieron cambiar a un deportista ¡por otro!

Dos deportistas en el cine: Kareem Abdul - Jabbar y Elroy Hirsch en "Aterriza como puedas" y en "Suspense... hora cero", respectivamente.
Kareem Abdul Jabbar en “Aterriza como puedas” y Elroy Hirsch en “Suspense… hora cero”: dos deportistas en el cine.

Pero lo más gracioso es que el niño de “Aterriza como puedas” reconocía al jugador: “Tú eres Kareem Abdul – Jabbar, juegas con los Lakers de Los Ángeles”. La estrella del “basket” lo negaba, pero el niño seguía con su cantinela, ¡acusándole de no sudar la camiseta! Hasta que el peculiar copiloto se hartaba y cogía al niño del pescuezo gritando: “¡Yo me dejo la piel en cada partido!”.

Kareem Abdul – Jabbar dejándose la piel de “Aterriza como puedas”.

Minutos más tarde, Abdul – Jabbar se desmayaba (intoxicado por el pescado de la cena) y lo sacaban de la cabina, ¡repentinamente vestido con el uniforme de los Lakers! Y es que, en “Aterriza como puedas”, todo vale para hacer reír. Palabra del Dr. Rumack.

5 / David Beckham, guardián de Excalibur en el “Rey Arturo” de Guy Ritchie

Entre otros logros, el futbolista David Beckham marcó 3 goles en 3 mundiales distintos, con la selección de Inglaterra. Pero no son pocos los que le conocen, sobre todo, por estar casado con la “Spice Girl” Victoria Adams. El maridaje entre deporte y espectáculo se plasmó también en la estrecha amistad entre Beckham y Guy Ritchie; por ello el deportista apareció brevemente en la película de Ritchie “Operación U.N.C.L.E.”, haciendo de proyeccionista. Pero es un cameo tan breve que apenas se le ve. No como en “Rey Arturo”, donde le vemos a cara descubierta…

David Beckham en "Rey Arturo": otro ejemplo de deportistas en el cine.
Cicatrizado David Beckham en “Rey Arturo”.

…aunque llena de cicatrices. Preocupado porque la presencia del futbolista distrajera demasiado a los espectadores, Guy Ritchie ordenó cubrir el rostro de Beckham con cicatrices de maquillaje, para que no se le reconociese al instante. Y la verdad es que se le reconoce igual, pero no molesta: su presencia, como caballero guardián de la espada Excalibur clavada en la piedra, le da cierto peso a un personaje que, se supone, ha de ser un notable guerrero. Aunque no se defienda tan bien con la espada como con la pierna izquierda.

6 / Zinedine Zidane brillando, por Tutatis, en “Astérix en los Juegos Olímpicos”

La tercera película “de carne y hueso” de Astérix y Obélix, estrenada en el año 2008, adaptaba el álbum número 12 de la saga de cómics creada por René Goscinny y Albert Uderzo. Y teniendo como escenario los Juegos Olímpicos, esta película era la ocasión para colar a deportistas en el cine.

El más importante iba a ser David Beckham, pero Beckham no puedo intervenir, por problemas de agenda. Y como sustituto escogieron precisamente a uno de sus compañeros en el “galáctico” Real Madrid: el francoargelino Zinedine Zidane.

Zinedine Zidane en "Astérix en los Juegos Olímpicos".
Zinedine Zidane en “Astérix en los Juegos Olímpicos”.

En una película con héroes galos, tenía mucha más lógica contar con el campeón del mundo con la selección francesa Zinedine Zidane, que con el inglés David Beckham. Y además, su escena acabó siendo de las más divertidas de la película, con “Zizou” dando toques a un balón mientras Jamel Debbouze intenta quitárselo, infructuosamente. Y todo ello mientras se pasean por allí el baloncestista Tony Parker, la tenista Amélie Mauresmo… y nada menos que un Káiser de la Fórmula 1.

7 / Michael Schumacher, conductor de cuadrigas en “Astérix en los Juegos Olímpicos” 

El duelo final de “Astérix en los Juegos Olímpicos” tiene lugar en la arena del circo, en una carrera de cuadrigas. Y entre sus aurigas destaca el del equipo germánico: nada menos que Michael Schumacher, también conocido como “El Kaiser”, a las riendas de una cuadriga tan roja como los coches de Ferrari que condujo en la vida real. El heptacampeón de Fórmula 1 resultaba derrotado en la película de Astérix, pero no por deméritos propios sino por las trampas del equipo romano. Y en su cameo, “Schumi” no estaba sólo.

Jean Todt y Michael Schumacher en “Astérix en los Juegos Olímpicos”.

Junto al Káiser, sobre estas líneas, el jefe de equipo de Ferrari: el francés Jean Todt. El chiste así era completo, revistiendo y dando empaque al cameo de Michael Schumacher. Del que, por cierto, apenas se sabe nada desde que sufrió un accidente de esquí en el año 2013, que le dejó en coma. Su familia afirma que, desde entonces, el expiloto ha experimentado una notable mejoría, y que “ya puede ver carreras de Fórmula 1 en televisión”. Ojalá podamos verle todos plenamente recuperado, ¡por Tutatis!

8 / Wilt Chamberlain, el destructor de récords en “Conan el destructor”

El récord el mayor número de puntos anotados por un jugador, en un solo partido de la NBA, no lo tienen Bryant, ni Gasol, ni LeBron James. ¡Ni siquiera Jordan! Ese récord lo conserva todavía Wilt Chamberlain, que con la camiseta de los Philadelphia Warriors logró la hazaña de anotar 100 puntos (frente a unos desesperados New York Knicks). Y podrían haber sido más: el propio Chamberlain dijo que “habría llegado a los 140 de no haber salido la noche anterior”. Sólo alguien así podía poner en apuros al mismísimo “Conan”, Arnold Schwarzenegger.

Wilt Chamberlain y Arnold Schwarzenegger en "Conan el destructor".
Wilt Chamberlain y un empequeñecido Schwarzenegger en el plató de “Conan el destructor”.

Retirado ya del deporte, y con una vida personal llena de excesos (dijo en su biografía que se había acostado con más de 3.000 mujeres), Wilt Chamberlain aceptó un papel secundario en la secuela de “Conan, el bárbaro”, titulada “Conan, el destructor”. Con una estatura de 2’16, Chamberlain logró que a su lado incluso Schwarzenegger (1’88) pareciera pequeñito. Eso sí: la estrella de la “peli” era Arnold, y no Wilt. Y por eso el astro del “basket” acababa destripado por los hachazos de Conan. Tan “fiambre” como los enemigos de… John Wick.

9 / Boban Marjanovic, asesino a sueldo en “John Wick: capítulo 3 – Parabellum”

La tercera película de “John Wick” contó con una estrella del baloncesto como nuevo enemigo de Keanu Reeves: el pívot serbio Boban Marjanovic, medalla de plata en el Eurobasket 2017 con la selección de su país, y jugador sucesivamente de San Antonio Spurs, Detroit Pistons, Los Ángeles Clippers, Philadelphia 76ers y Dallas Mavericks. Y si Wilt Chamberlain hacía parecer pequeño a Arnold Schwarzenegger, los 2 metros 24 centímetros de Marjanovic convierten a Keanu Reeves, pese a su metro 86, directamente en un alfeñique.

Boban Marjanovic y Keanu Reeves en "John Wick 3".
Marjanovic y Reeves, en el plató y en la película.

En su cameo en “John Wick 3”, Boban Marjanovic es el primero de los asesinos a sueldo que intentan liquidar a Keanu Reeves. La pelea entre ambos tiene lugar en la Biblioteca Pública de Nueva York, entre cientos de libros clásicos y con Marjanovic citando la Divina Comedia de Dante. Al final, claro, vence Keanu Reeves, rompiendo el cuello del jugador de “basket” con ese mismo libro. En tal situación, podríamos citar al jefe Brody y decir que Caronte necesitará una barca más grande.

10 / Pelé, jugando contra los nazis en “Evasión o Victoria”

¿Qué pinta un jugador de fútbol brasileño en un campo de concentración de los nazis? Tan atinada pregunta pasaba a un segundo plano en “Evasión o Victoria”, al ver a Sylvester Stallone haciendo de portero: sus torpes maneras bajo los pelos eclipsaban el resto de disparates de un film que, precisamente por ellos, resultaba tremendamente divertido. El argumento: un grupo de prisioneros de los nazis organiza un partido contra sus guardianes. En el descanso planean escapar. Pero el ansia de victoria les hará jugar el partido hasta el último minuto.

En este film, dirigido por John Huston, el futbolista Pelé es un oficial de Trinidad y Tobago que, oh casualidad, resulta ser un astro del fútbol. Demostrando sus galones, el tres veces campeón del mundo mete en la película el gol definitivo, de chilena. Comparte equipo con Michael Caine, con el citado Stallone, y con otras leyendas del balompié como el inglés Bobby Moore o el argentino Osvaldo Ardiles. Si hablamos de deportistas en el cine, en obligatorio mencionar “Evasión o victoria”.

Pero lo más increíble es que esta película está inspirada en hechos reales.

El verdadero equipo que inspiró "Evasión o Victoria".
El verdadero equipo que inspiró “Evasión o victoria”.

En agosto de 1942 se celebró en la ciudad ucraniana de Kiev, ocupada por los nazis, un dramático encuentro entre un combinado de soldados alemanes y otro de prisioneros. Lo que quizá los nazis no sabían es que casi todos esos reos eran antiguos jugadores del Dinamo de Kiev y del Lokomotif de Moscú. Y así, al descanso ganaban los prisioneros por 2 a 1. Pero en el vestuario, un oficial de la Gestapo les hizo una oferta: si se dejaban ganar serían liberados, y si vencían, serían ejecutados.

Y aún así, el equipo de prisioneros escogió ganar.

Vencieron 5 a 3… y los nazis cumplieron su amenaza. Cuatro jugadores del equipo vencedor fueron fusilados allí mismo, y a todos los demás los enviaron a campos de trabajo de los que no salieron vivos. Entre la evasión y la victoria, escogieron la victoria. En cambio, en el cine, el equipo de Pelé acababa consiguiendo las dos cosas. That’s Hollywood!

11 / Neymar, luchando a patadas contra el mal en “Triple X: reactivado”.

En la tercera entrega de “xXx” volvía Vin Diesel como protagonista, se mantenía Samuel L. Jackson como secundario de lujo, y añadían elementos para despertar el interés comercial de los distintos mercados cinematográficos: dos estrellas orientales del cine de acción para atraer al mercado asiático, una belleza hindú pensando en el público de la India, escenarios dominicanos como guiño al mercado latino… y una estrella del soccer, perdón, del fútbol, para toda esa parte del planeta que no es Estados Unidos.  El elegido fue el brasileño Neymar.

Neymar en el rodaje de "xXx: reactivado".
Neymar se entretiene en el rodaje de “xXx: reactivado”.

La estrella del Paris Saint Germaine y exjugador del Barcelona charla en el film con Samuel L. Jackson en una cafetería. De repente aparece un atracador y Neymar le derriba lanzándole el servilletero con un “chut”. Pero trabajar con deportistas en el cine puede ser, por lo visto, más difícil que hacer un remate.

La escena de Neymar en “xXx: reactivado”.

Dijo Samuel Jackson, en una entrevista, que “hay famosos que no son actores con los que no se puede trabajar”. Que llegan sin saberse sus frases, que hacen perder el tiempo a todo el mundo, que creen que todo ha de girar a su alrededor. Y también dijo que, en casos así, intenta recitar muy bien sus diálogos a la primera para quitarse el muerto de encima y largarse de allí cuanto antes. Jackson no dio nombres concretos, pero añadió algunas pistas en la entrevista que no dejaban mucho espacio a la imaginación.

12 / Mike Tyson, la mejor compañía para un “Resacón en Las Vegas”

Mike Tyson fue el campeón más joven de los pesos pesados de boxeo, con sólo 20 años y 4 meses al ganar el primero de sus dos trofeos en esa categoría. También es el hombre que arrancó un trozo de oreja a Evander Holyfield en pleno combate, que fue a la cárcel por violación y que dilapidó en cocaína una fortuna personal de 300 millones de dólares. Y él mismo ha reconocido que aceptó participar en “Resacón en Las Vegas” precisamente para poder seguir pagando sus dosis de polvo blanco.

Rodando con Mike Tyson “Resacón en Las Vegas”.

En la película, los tres protagonistas entran en casa de Mike Tyson y roban uno de sus tigres. Y en la vida real, el púgil tiene ¡7 tigres! Pero además de por la “pasta”, Tyson aceptó el cameo porque es fan de “Aquellas juergas universitarias”: una de las primeras películas del director de “Resacón en Las Vegas”, Todd Phillips. El púgil se lo pasó tan bien que repitió aparición en “Resacón 2”. Y dice que esas dos películas le ayudaron a reflexionar sobre las drogas, y a dejarlas. Pero Mike, tampoco hacía falta que nos contaras nada: lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas.

13 / John McEnroe, compañero de fechorías de Adam Sandler en “Mr. Deeds”

Con 7 títulos de Grand Slam y otros 77 títulos individuales, John McEnroe ha sido uno de los grandes jugadores de la historia del tenis. También ha sido de los más volcánicos, enfrentado a menudo a los árbitros y jueces de silla. Su grito de guerra en esos momentos: “You cannot be serious”. Pero su gran virtud ante las cámaras siempre ha sido, precisamente, no tomarse en serio a sí mismo: reírse de su propia imagen y de su historial de broncas, como hizo en “Mister Deeds”.

John McEnroe, el más agresivo de los deportistas en el cine, con Adam Sandler en "Mr. Deeds".
John McEnroe con Adam Sandler en “Mr. Deeds”.

En la taquillera película de Adam Sandler, John McEnroe hizo de sí mismo en su versión más cafre. Nada más conocer al protagonista, se iban juntos de juerga y acababan lanzando huevos e insultos a los coches con los que se cruzaban. Y tanto se divirtió el tenista que hizo cameos en 3 películas más de Adam Sandler, así como en “Rockefeller Plaza”, en “Wimbledon (el amor está en juego)” o en “Ocean’s 8”, hasta un total de 24 películas y teleseries.

Entre los distintos ejemplos de deportistas en el cine, es uno de los que tiene una filmografía más larga. Aunque le supera, de largo, el bueno de “Shaq”.

14 / Shaquille O’Neal, amigo de Supermán en “Steel, un héroe de acero”

La leyenda del basket Shaquille O’Neal siempre ha sido fan de Supermán. Por ello, no dudó un momento cuando le ofrecieron encarnar en la pantalla a John Henry Irons: un personaje del Universo DC al que Supermán salvó la vida, y que se lanzó a luchar contra el mal inspirado precisamente por el Hombre de Acero. “Acero”, “Steel”, es su nombre de guerra. Y en la película, O’Neal rodó en persona todas sus escenas de peligro, por una curiosa razón: con una estatura de 2’15, no encontraron a ningún doble de acción tan grande como él.

Tráiler de “Steel”, con Shaquille O’Neal.

Shaquille O’Neal ha intervenido ya en 64 películas y teleseries, pese a sus reconocidas limitaciones interpretativas. Pero eso da igual: los productores de “Steel” le escogieron por encima de otro candidato más “normal”, Wesley Snipes, porque los deportistas en el cine venden más muñecos y “merchandising” que los actores convencionales.

Y otro dato curioso: cuando tenía 5 años, su madre debía llevar siempre encima el certificado de nacimiento del niño, porque los conductores de autobuses pensaban que tenía 8 o 9 y querían hacerle pagar billete. No es un “superactor”, pero sí es “súper” en todo lo demás.

15 / Tom Brady, el hombre que todo lo hace bien en “El séquito”

Tom Brady es el más grande jugador de fútbol americano de todos los tiempos. Algunos dirán que fue más grande Jim Brown (ver punto 16), pero Brown no ganó la increíble cifra de 7 Superbowl, y Brady sí. Además está casado con Giselle Bündchen, mientras salía con Giselle tuvo un hijo con Bridget Moynahan (una de las camareras de “El Bar Coyote”), y ha convertido su nombre en una imbatible marca comercial, que multiplica las ventas de los productos a los que se asocia.

Y todo ello, teniendo tiempo todavía de hacer cameos en “Entourage (El séquito)”.

Escena de Tom Brady en “El séquito”.

Tom Brady intervino en el capítulo 6×05, jugando un partido de golf benéfico con los protagonistas de la serie. Como era de esperar, Vincent Chase se hacía amigo del deportista y Johnny Drama quedaba en ridículo. Pero lo más divertido eran las alusiones de Brady a su vida cotidiana: sus partidos, sus lesiones, su matrimonio con Giselle… Todo muy entrañable y normal.

Salvo porque Brady es un hombretón de pelo rubio, ojos azules y 1’94, con una fortuna personal de 650 millones de dólares, que parece triunfar en todo lo que se propone. Y eso, muy normal no es.

16 / Jim Brown, el más rápido de los “Doce del patíbulo”

En los años 60, la gran estrella de la NFL era Jim Brown. Considerado por muchos como “el mejor corredor de todos los tiempos”, también dejó huella en el activismo político… y en el cine. Con “Los 100 rifles” se convirtió en el primer afroamericano que protagonizaba una escena de cama interracial (con Raquel Welch). Y antes rodó “Doce del patíbulo”, donde era el que lanzaba granadas a la carrera (por los respiraderos de un búnker), en un claro guiño a su faceta deportiva. Faceta que, por desgracia, esta película contribuyó a sepultar.

Escena cumbre de Jim Brown en “Doce del patíbulo”.

Jim Brown todavía era jugador de la NFL cuando empezó a rodar “Doce del patíbulo”. Pero fue un rodaje tan largo que, con la temporada de fútbol a punto de comenzar, Brown no había completado aún todas sus escenas. Los jefazos de la Liga le amenazaron con descalificarle si no abandonaba el plató y se incorporaba enseguida a su equipo. Pero Brown no se dejó intimidar: anunció de repente que abandonaba el deporte y se concentraba en el cine.

El fútbol salió perdiendo, pero los “Doce del patíbulo” (y los espectadores, y también Raquel Welch) salieron ganando.

17 / Julen Guerrero, ídolo erótico (o así) de la niña de “Médico de familia”

Julen Guerrero fue una de las “perlas” de Lezama: un futbolista de la cantera del Athletic de Bilbao que jamás jugó en otro club. Un auténtico “León”, vaya. Pero para rugidos, los de sus fans: con el porte físico “diCapriano” que triunfaba en los 90 y un aura de yerno ideal, Julen fue el héroe de las quinceañeras en sus tiempos de máximo esplendor. Y en esa etapa, precisamente, intervino en “Médico de familia”, haciendo de sí mismo… y con la hija en la ficción de Emilio Aragón encantada de conocerle.

Julen Guerrero con Isabel Aboy en "Médico de familia".
Isabel Aboy con Julen Guerrero en “Médico de familia”

En el capítulo 4×07, la entonces joven actriz Isabel Aboy acompañaba a su mejor amiga, fan de Julen Guerrero, a ver un entrenamiento de la selección española de fútbol. Y por cosas de la vida (en las series), Isabel acababa conociendo a Julen en persona, mientras su amiga se quedaba con la piel en los labios.

El cameo demostraba dos cosas: que “Médico de familia” era la serie más potente del momento, capaz de convencer a los más grandes para intervenir en cameos… y que lo de Julen era el fútbol, y no la interpretación.

18 / Jorge Lorenzo, conductor de burros en “Águila Roja”

Hablando de series poderosas, “Águila Roja” fue durante años la teleserie española más vista en televisión. De su estelar “casting” surgieron actores tan buenos como Javier Gutiérrez, y en su galería de cameos destacó el del motociclista Jorge Lorenzo: tres veces campeón de Moto GP, y otras dos veces campeón en la categoría de 250 cc. Y con ese carrerón, ¿qué le papel le otorgaron en “Águila Roja”? Uno muy acorde a su palmarés: el de conductor de burros.

Jorge Lorenzo, en la línea de salida de una carrera de burros en “Águila Roja”.

Fue en el capítulo 2×11 de “Águila Roja”. Por circunstancias de la trama, el personaje de Javier Gutiérrez se veía envuelto en las apuestas de carreras de burros. Y el gran campeón de esas peculiares carreras era Jorge Lorenzo, cambiando las dos ruedas por las cuatro patas… y llevando un “mono” de cuero rojo que no casa mucho con la ambientación histórica de la serie. Pero tampoco nos pongamos exquisitos con las carreras de burros: a fin de cuentas, cualquier burrada es posible en una serie protagonizada por un “ninja” de la España medieval.

19 / Lance Armstrong, deportista modélico en “Cuestión de pelotas”

Lance Armstrong, el ciclista que ganó 7 Tours de Francia y al que luego desposeyeron de todos sus títulos por tramposo, presumía de espíritu deportivo en la comedia “Cuestión de pelotas”. Su protagonista, Vince Vaughn, lideraba un equipo de “dodgeball” (el “brilé” de toda la vida), pero abandonaba a los suyos justo antes de la final, agobiado por la presión. Hasta que en el aeropuerto, en el momento decisivo de irse o quedarse, se cruzaba con Lance Armstrong… ¡y el ciclista le soltaba un discurso sobre las virtudes del deporte y la superación personal!

Su cáncer en cierta zona no le impidió tenerlos más grandes que los del caballo de Espartero. Armstrong se dopó para conseguir todos sus éxitos, mintió y amenazó a periodistas y compañeros, y usó todas las triquiñuelas que la fama y el poder pusieron a su disposición. Y aún así, entre sus dos últimos triunfos en el Tour aún tuvo narices de salir en “Cuestión de pelotas” diciendo, por ejemplo, que “si no abandonas cuando las cosas se ponen feas, no tendrás que arrepentirte el resto de tu vida”.

Lance Armstrong con Vince Vaughn en “Cuestión de pelotas”.

Como deportista, un farsante, pero como actor, todo un maestro. Por eso su cameo nos parece el mejor de todos los cameos de deportistas en el cine y la televisión.

Aunque hemos dejado a otro para el final…

20 / El más grande de los deportistas en el cine: Michael Jordan, el héroe original de “Space Jam”

Por muy bueno que sea LeBron James y por mucho que se luzca en “Space Jam 2”, nadie puede igualar a Michael Jordan. El hombre de los 6 anillos de la NBA estuvo en la mismísima génesis del primer “Space Jam”, porque esta película se inspiró en una serie de anuncios de Nike, protagonizados por Jordan y Bugs Bunny. El proyecto quedó congelado en 1993, cuando el jugador se retiró del “basket” por primera vez, pero lo reactivaron en 1995, en cuanto volvió al baloncesto. Y en el rodaje, los productores hicieron todo lo posible por tener contenta a la estrella.

Michael Jordan en "Space Jam".
Michael Jordan con Bugs Bunny en “Space Jam”.

Justo al lado del plató, construyeron una cancha de baloncesto para que Michael Jordan pudiese entrenar tranquilamente entre toma y toma. Los otros jugadores que aparecen, desde Larry Bird a Charles Barklay pasando por el mismísimo Shaquille O’Neal, aceptaron su papel de comparsas. Y los propios Looney Tunes se plegaron en la pantalla al brillo de Jordan, para enorme enfado de su creador, Chuck Jones (que se quejó de que en la película se traicionaba el espíritu de los personajes).

En cualquier caso, ahora que se cumple el 25 aniversario de su estreno, “Space Jam” es quizá el ejemplo paradigmático de película concebida para un deportista actor. Aunque, insistimos: si actuar es mentir ante las cámaras, Michael Jordan no tuvo que actuar tanto como Lance Armstrong…

Pero tan asombrosa como el moralista “speech” de Armstrong es nuestra lista de 12 famosos irreconocibles por el maquillaje. Te vas a asombrar cuando veas quiénes se esconden bajo las máscaras más elaboradas.

Y si te va el misterio, ojo al caso de cierta superestrella caída en desgracia por un virus letal y un confinamiento no respetado. Una increíble historia, más actual que nunca en estos tiempos de pandemia.

Author

Dr. Rumack

Volando de cine en cine desde 1975, aterrizo en "Sesión Doble" con un doble objetivo: hablar de cine, y hablar de televisión. Disfruta con nosotros, opina lo que quieras y critica lo que te parezca: todo es bienvenido. Pero por favor: no me llames Shirley.

Escribir Comentario