¿Estás buscando buenas series de 20 minutos? ¿Tus ratos libres no pasan de media hora, y al llegar la noche no sabes si aguantarás una hora entera sin dormirte? No pasa nada: aquí en “Sesión doble” te ofrecemos la lista con las 10 mejores series de 20 minutos de Netflix, para que pases un buen rato sin miedo a que se te haga tarde. Humor, amor, drama y comedia, dejando fuera las series de animación porque esas merecen su propia lista. Y siempre con capítulos cortos. Porque lo bueno, si breve…

1 / “The end of the f***ing world”: también los raros se enamoran

"The End Of The F***ing World": la primera en nuestra lista de series de 20 minutos de Netflix.
“The End Of The Fucking World”: 2 temporadas, 8 capítulos cada una, 25 minutos por capítulo.

La serie británica “The end of the f***ing world” podría pasar por la típica comedia romántica, si no fuera porque el galán (llamémoslo así) empieza la serie con ganas de matar a alguien, y la chica en realidad es más peligrosa que él. Pero como dicen los refranes, siempre hay un roto para un descosido y todos tenemos nuestra media naranja. También Alyssa y James, dos adolescentes desnortados buscando su sitio en el mundo. Y confesémoslo: nos parecemos a ellos más de lo que queremos reconocer. Sí: tú también.

Un detalle curioso en el que fijarse: el protagonista empieza vistiendo exclusivamente de negro, y según va superando sus traumas lleva ropa con colores más y más brillantes. Lo que no es tan brillante es la edad de los intérpretes: se supone que los dos personajes principales tienen 17 años, pero Alex Lauther (James) tenía ya 22 años cuando empezó la serie, y Jessica Barden tenía casi 25. Pero sigue siendo una de las mejores series cortas que podemos encontrar en Netflix. El detalle de la edad tampoco es, por así decirlo, the end of the f***ing world.

2 / “After life”: a veces la vida no tiene ni p*** gracia

Póster de "After Life".
“After Life”: 2 temporadas (y una tercera en proyecto), 6 capitulos cada una, unos 28 minutos por capítulo.

Si muere el amor de tu vida y descubres que la pérdida es una oportunidad para el autodescubrimiento y la superación personal, es que estás en una ficción de Hollywood. Si lo que sientes son ganas de suicidarte o de matar al prójimo porque nada te importa una mierda, entonces es que estás en la vida real… o en una serie de Ricky Gervais. El cómico más irreverente del Reino Unido le da la vuelta al duelo en “Afterlife”, con un personaje que pierde a su esposa… y decide que, a partir de entonces, va a decir siempre lo que se le pase por la cabeza. Caiga quien caiga.

Entra con calzador en una lista de series de 20 minutos de Netflix, porque sus capítulos duran casi 30. Los palitos de pescado que aparecen en la serie en realidad son veganos, porque Ricky Gervais es una activo defensor de los derechos de los animales. Y el ridículo personaje de James “The Recorder Kid” está inspirado en el actor y presentador de TV James Corden: frecuente diana de las siempre salvajes bromas de Ricky Gervais. No: definitivamente, Gervais no entró en el mundo del espectáculo para hacer amigos. Pero sí: con “Afterlife” te ríes. Aunque a veces la risa se te quede congelada.

3 / “The Office”, versión americana: sin Gervais también te ríes

Póster de "The Office".
“The Office”, versión americana: 9 temporadas, 188 capítulos en total, 22 minutos cada uno.

Entre 2001, el mencionado Ricky Gervais presentó al mundo “The Office”, con lo que luego se ha llamado “posthumor”: tan crudo que el espectador no sabe si reír o llorar. Cuatro años después llegó la versión americana... y podemos decir (no nos linchéis, fans de Gervais) que con ella te ríes más. Es quizá un poco menos cruel (tampoco mucho). Y, algo que va en contra del “posthumor”, incluso hay personajes que caen simpáticos.

Pero lo que destaca por encima de todo en ésta “The Office” es el impresionante reparto, con intérpretes que entonces eran casi desconocidos, y que a partir de esta serie han triunfado a lo grande. Entre otros, Steve Carell (“Virgen a los 40”), John Krasinski (“Un lugar tranquilo”, película de la que también es director), Ed Helms (“Resacón en Las Vegas”), Mindy Kaling (“The Mindy Project”), Craig Robinson (“Brooklyn Nine-Nine”), Rainn Wilson (“Megalodón”) o la pelirroja Ellie Kemper, estrella de “Unbreakable Kimmy Schmidt”. Que también está en esta lista de series de 20 minutos de Netflix…

4 / “Unbreakable Kimmy Schmidt”: sobreviviendo con humor a una secta del Juicio Final

Póster de "Unbreakable Kimmy Schmidt".
Ellie Kemper en el póster de “Unbreakable Kimmy Schmidt”: 4 temporadas, 51 capítulos en total, unos 25 minutos por capítulo.

Un buen cómico puede hacer humor con casi todo, y Tina Fey es una cómica excepcional. La estrella de “Rockefeller Plaza” ideó, en “Unbreakable Kimmy Schmidt”, la historia de una joven prisionera de una secta, que ha pasado lustros encerrada en un sótano esperando el Juicio Final. Rescatada por la policía, decide recuperar el tiempo perdido y se plantará en Nueva York con toda su inocencia, dispuesta a salir adelante. La luminosa Ellie Kemper hace que te enamores del personaje; los brillantes secundarios hacen que te enamores de las tramas; el humor de Tina Fey hace que te enamores de la serie.

Pero el dato más curioso es, quizá, que en esta serie de 20 minutos interviene Jon Hamm (“Mad Men”), encarnando al Reverendo que tuvo a Kimmy en un sótano. Antes de ser actor, Hamm fue profesor de arte dramático en el Instituto John Burroughs, de Missouri. Y una de sus alumnas fue… Ellie Kemper. ¡Las vueltas que da la vida!

5 / “Arrested Development”: la mejor serie cómica que nadie quiso ver

Póster de "Arrested Development".
“Arrested Development”: 5 temporadas, 84 capítulos en total, 22 minutos cada uno.

“Arrested Development” se llevó todos los premios del mundo, y tuvo las mejores críticas que una serie cómica puede tener. Y aún así, nadie quiso verla. O al menos, no el gran público de las “teles” generalistas. Empezó en la NBC con una primera temporada de 22 capítulos; la redujeron a 18 capítulos en la segunda temporada, y a 13 capítulos en la tercera. Y entonces la cancelaron.

Pero Netflix llegó al rescate. El gigante del “streaming” compró “Arrested Development” y grabó 2 temporadas más. Y en la plataforma encontró al público que no había encontrado en “abierto”, dispuesto a apreciar las grandes virtudes de esta serie: un humor corrosivo y políticamente incorrecto, constantes referencias a otras series y películas, rebuscado humor metalingüístico que sólo los (muy) iniciados pueden pillar, y el mejor ratio de chistes por minuto en toda esta lista de series de 20 minutos. Pero un ritmo frenético de chistes poco amables no es plato para todos. Y lo que hacía que la serie fuera buena para los fans, la hacía mala para el público masivo. Por eso fracasó. Y por eso nos encanta.

6 / “Community”: hablando de chistes para iniciados…

Póster de "Community".
“Community”: 6 temporadas, 110 capítulos en total, 22 minutos por capítulo.

…hay que hablar de “Community”, cuyo ritmo de chistes “frikis” es sólo un poquito inferior al de “Arrested Development”. La serie empieza con la revelación de que el protagonista falsificó su título universitario. Por eso debe volver a la facultad, donde suplirá sus pocas ganas de estudiar con su enorme cara dura. La trama se inspira en las propias vivencias del creador de la serie, Dan Harmon, que se matriculó en cursos universitarios de español tan sólo para coincidir allí con su exnovia y tratar de recuperarla. Lo que, en cierto modo, convierte a “Community” en la única de nuestras series de 20 minutos que está basada en hechos reales.

La estrella de la función era, oficialmente, el actor Joel McHale. Pero tuvo la suerte (o la desgracia) de estar rodeado de los mejores robaescenas del mundo: Donald Glover (también conocido como Childish Gambino, actor, cantante, showman y lo que le echen), Ken Jeong (el secundario oriental de “Resacón en Las Vegas”), Chevy Chase (brillante como cómico e insoportable como persona; por eso le echaron tras la cuarta temporada)… y Alison Brie: la chica de “Glow”.

7 / “Glow”: la más larga de las series de 20 minutos…

Poster de la serie Glow
“Glow”: 3 temporadas de 10 capítulos cada una, 35 minutos por capítulo.

…porque cada capítulo dura 35. Sí, es verdad: nos estamos saltando el requisito más importante de esta lista. Pero “Glow” lo merece”: no es una comedia, no es un drama, es un “dramedia” que engancha al espectador con la contundencia de una llave de lucha libre americana. Y sale Alison Brie. ¿Lo hemos dicho ya?

“Glow” trata sobre una joven actriz fracasada que acaba aceptando su última oportunidad de saltar al estrellato: entrar en el mundo de la lucha libre femenina. Todo ello en los años 80, con hombreras, cardados, brillantina y mujeres con ganas de pelea dentro y fuera del ring. La serie se inspira en un verdadero “show” de wrestling femenino de aquella época, y la recreación histórica es tan certera como divertida. Las coreografías las han hecho auténticos ex-luchadores, está plagada de divertidos cameos del mundo de la lucha libre (como el de Brooke Hogan, hija de Hulk Hogan), y cada una de sus 3 temporadas tiene sólo 10 capítulos, así que es una serie muy corta, se mire como se mire.

8 / “Muñeca Rusa”: el día de la marmota… rusa

Poster "Muñeca Rusa"
“Muñeca Rusa”: 2 temporadas de 8 capítulos cada una (la segunda, pendiente de emisión), unos 28 minutos por capítulo.

En “Atrapado en el tiempo”, Bill Murray despertaba una y otra vez en la mañana del 2 de febrero: el Día de la Marmota. Aunque muriese (de las más diversas maneras), cada mañana resucitaba y seguía siendo 2 de febrero. Y eso es justo lo que le pasa, en “Muñeca Rusa”, al personaje de Nadia Vulvukov: ocurra lo que ocurra y sin importar cuántas veces muera, sigue volviendo a la vida la misma noche, en la misma fiesta. ¿Qué podrá hacer para salir de ese bucle?

Como “Glow”, esta serie no es ni drama ni comedia: tiene incluso intriga y misterio. Y también como en “Glow”, tiene un fuerte componente femenino, entre otras cosas porque aquí todas las protagonistas, las guionistas, las productoras y las directoras de cada capítulo son mujeres. Pero a diferencia de “Glow”, “Muñeca Rusa” entra con pleno derecho entre las series de 20 minutos de Netflix porque cada capítulo dura menos de 30. Las cocreadoras: Amy Poehler (amiga y socia de la mencionada Tina Fey en multitud de proyectos) y Natasha Lyonne (también protagonista). Altamente recomendable: cada giro encierra otro giro… como una muñeca rusa.

9 / “Emily en Paris”: escápate de la vida real

Poster "Emily en Paris"
“Emily en París”: una sola temporada de 10 capítulos de unos 28 minutos, y una segunda temporada en proyecto.

Emily es una joven norteamericana que encuentra trabajo en París, en una empresa de marketing. Su nueva vida conllevará codearse con el lujo, vestir los más elegantes vestidos, visitar los lugares más bellos, codearse con el “glamour” hasta para desayunar, y conocer a muchos hombres franceses, todos guapos, elegantes, seductores y “sexys”. Ninguno se parece a Gérard Depardieu.

¿Alguna semejanza con la vida real? Ninguna, ni falta que hace: “Emily en París” es escapismo honesto, es ficción irreal, es la vida que muchas y muchos querrían tener. No en vano, el responsable de la serie es Darren Starr, creador también de “Sexo en Nueva York” (otro ejemplo de quiero-vivir-como-viven-en-la-pantalla). Su protagonista es Lily Collins, hija en la vida real del cantante Phil Collins (aunque Lily ha dicho muchas veces que apenas tiene relación con su padre), y nunca como aquí ha estado tan justificada la etiqueta que tantas veces le han puesto: “la nueva Audrey Hepburn”. Si quieres evadirte de tu realidad con una serie de capítulos cortos, ésta es tu serie.

10 / “Cómo conocí a vuestra madre”: la chica del paraguas amarillo

Poster "Cómo conocí a vuestra madre"
“Cómo conocí a vuestra madre”: 9 temporadas, 208 capítulos en total, 22 minutos por capítulo.

Terminamos esta lista de series de 20 minutos con un clásico moderno: la serie que se presentó al mundo como “la sucesora de Friends”. No logró emular a su referente, ni en impacto ni en longevidad. Pero en otros aspectos fue netamente superior, como por ejemplo en ambición narrativa. Y es que “Cómo conocí a vuestra madre” está narrada desde el futuro, por un narrador que adorna la realidad para que sus hijos no sepan, por ejemplo, que fumaba porros en la Universidad (en su relato los sustituye por bocadillos, pero son evidentemente porros).

La narración no lineal llena de “flashbacks”, (y de “flashbacks” en los “flashback”) convertía a “Cómo conocí a vuestra madre” en la telecomedia narrativamente más compleja que se haya realizado. Pero no por eso perdía su gracia, ni el calor humano de sus personajes (hasta Barney Stinson era, a su modo, entrañable). Su final decepcionó a algunos, porque tras dar mil buscando a la chica del paraguas amarillo, el protagonista acabó con… bueno: eso da igual. Y el paraguas también. Lo importante era el viaje, no a dónde llegaban. Lástima que no todo el público lo viera así.

Por supuesto, nos hemos dejado en el tintero algunas magníficas series de 20 minutos. Está “Modern Family”, tan famosa que no necesita presentación. Están “The Good Place”, otra telecomedia, o “Love Death + Robots”, que tiene algunos capítulos de sólo 9 minutos (y podría quedar fuera de la lista, ¡por abajo!). Están “Easy”, “Grace & Frankie”, “Paquita Salas”, y series de animación tan buenas como “BoJack Horseman” o “Rick y Morty”. ¡Y eso por no hablar de las series de 20 minutos que no están en Netflix!

Resumiendo: si no tienes tiempo para casi nada, o tu hija de 4 años te exprime tanta energía que se te cierran los ojos en el minuto 21 de cualquier serie, todavía tienes mucho donde escoger.

Y si aún te quedan fuerzas para alguna serie más larga, siempre puedes buscar alguna en nuestra lista de las 12 series policíacas para ver en 2021, o las 9 mejores series coreanas de Netflix.

Autor

Dr. Rumack

Volando de cine en cine desde 1975, aterrizo en "Sesión Doble" con un doble objetivo: hablar de cine, y hablar de televisión. Disfruta con nosotros, opina lo que quieras y critica lo que te parezca: todo es bienvenido. Pero por favor: no me llames Shirley.

Escribir Comentario