Suspense, tensión, miedo… y escenas gore con muchas tripas. Seamos honestos: ¡eso es lo que buscan muchos fans de las películas de zombies! El asco se transforma en carcajada cuando los guionistas demuestran haberse comido la cabeza tratando de responder a esta pregunta: ¿cómo nos cargamos a la siguiente víctima? Aquí va una lista de cómo cepillarse a reparto y figurantes de formas imaginativas, tronchantes de puro exceso. Empieza el festival de casquería: las 7 mejores escenas “gore” de las películas de zombies.

1 / “El día de los muertos”: me parto con esta escena

Póster de "El día de los muertos": el film con la primera de las 7 mejores escenas gore de películas de zombies.
“Day of the Dead” (1985) – Dirección: George A. Romero – Reparto: Lori Cardille, Terri Alexander, Joseph Pilato

LA PELÍCULA: empezamos con “El día de los muertos”, tercera entrega de la trilogía de películas de zombies que realizó George A. Romero, con “La noche de los muertos vivientes” y “Zombie”. Para Romero, ésta era la mejor de las tres, y solía decir que su objetivo al rodarla había sido “Hacer “Lo que el viento se llevó” de las películas de zombies”. Siendo amables, podemos decir que se quedó un poco lejos de conseguirlo. Pero sí es verdad que “El día de los muertos” tiene escenas gore… para partirse.

LA ESCENA: el villano del film es acorralado en un pasillo. A un lado, una horda de zombies; al otro, el vengativo muerto viviente al que estaba entrenando (y torturando) en salvajes experimentos (los vivos son peores de los muertos blablabla). Sin salida, unos zombies le atrapan por la espalda y otros deciden llevarse sus piernas como recuerdo. El resultado es que le parten en dos con un generoso desparrame de vísceras. En el rodaje usaron verdaderos intestinos de cerdo y tripas de pollo, y el actor desmembrado (Joseph Pilato) cuenta que se estropeó el frigorífico donde guardaban las vísceras… y que todavía se acuerda del olor. ¡40 años después!

En el enlace de estas líneas, la escena de “El día de los muertos” con el villano partido en dos.

2 / “Amanecer de los muertos”: mi marido tiene hambre

Póster de "Amanecer de los muertos".
“Dawn of the dead” (2004) – Dirección: Zack Snyder – Reparto: Sarah Polley, Ving Rhames, Mekhi Phifer, Jake Weber, Ty Burrell, Michael Kelly.

LA PELÍCULA: la segunda película de la trilogía de Romero, “Zombie”, dio pie a un magnífico “remake” titulado “Amanecer de los muertos”. El título original de ambos films, original y remake, es “Dawn of the dead”, y no es casualidad que el segundo “dawn” sea tan bueno: su director es Zack Snyder (que triunfaría después con “300” y “El hombre de acero”) y el guión lleva la firma de James Gunn (director y guionista de los “Guardianes de la galaxia”). Juntos crearon grandes momentos de horror y humor (el juego de los francotiradores, disparando a zombies que se parecen a estrellas de cine). Pero lo más destacado del film es su increíble escena inicial.

LA ESCENA: una niña zombie se cuela en el dormitorio de una pareja y muerde al marido. A los pocos segundos él ataca a la esposa, ella escapa como puede y descubre que el apocalipsis se ha desatado en su barrio residencial. Son 6 minutos y medio frenéticos, previos a los títulos de crédito, tan buenos que los usaron como tráiler promocional: se emitieron íntegros por televisión 5 días antes del estreno del film. Hay mucha sangre, por supuesto: los vecinos se comen unos a otros, los pasajeros de un autobús se devoran entre ellos, el marido quiere desayunarse a su esposa. Pero no es la sangre sino el caos lo que deja petrificados a los espectadores. ¿Una galletita?

En el siguiente enlace, los primeros (y mejores) 6 minutos de “Amanecer de los muertos”.

3 / “Resident Evil”: que les parta un rayo

Póster de "Resident Evil".
“Resident Evil” (2002) – Dirección: Paul W. S. Anderson – Reparto: Milla Jovovich, Michelle Rodriguez, Eric Mabius, Colin Salmon.

LA PELÍCULA: adaptación de un popular videojuego, que inicialmente iba a ser dirigida por George A. Romero (cómo no) pero que acabó en manos de Paul W. S. Anderson. Las marcas y arañazos en el rostro de Milla Jovovich no son obra del maquillaje: son heridas auténticas que la actriz se fue haciendo durante el rodaje. Aunque tampoco lo pasaría tan mal, porque Jovovich ha rodado cinco entregas de esta saga de películas de zombies… y un año después de rodar la primera empezó a salir con su director. Llevan ya 12 años casados y tienen 3 hijos. Y curiosamente, en la escena más recordada del primer “Resident Evil”… no salen zombies.

LA ESCENA: cuatro duros soldados de las Fuerzas Especiales quedan atrapado en un pasillo, del que surgen rayos láser que los despedazan. Y cuando parece que al menos uno podría sobrevivir, los rayos se convierten en una rejilla láser que lo corta en cubitos. Como los de Starlux, pero de carne humana. En un guiño al videojuego original, los cuerpos desaparecen solos un rato después. Menos mal, ¡que a ver quién limpia todo eso!

En el siguiente link, la escena de los rayos láser de “Resident Evil”.

4 / “28 semanas después”: un, dos, tres, picadora Moulinex

Póster de "28 semanas después".
“28 weeks later” (2007) – Dirección: Juan Carlos Fresnadillo – Reparto: Robert Carlyle, Imogen Poots, Rose Byrne, Jeremy Renner, Idris Elba, Harold Perrineau, Catherine McCormack.

LA PELÍCULA: el éxito de “28 días después”, de Danny Boyle, hizo que se rodara esta secuela, dirigida por el realizador tinerfeño Juan Carlos Fresnadillo (nominado al Oscar de mejor cortometraje por “Esposados”, y con una carrera mucho menos prolífica de lo que su su talento merece). Es cierto: técnicamente no podríamos incluir ni este film ni el de Boyle en una lista de películas de zombies, porque aquí no hay zombies sino infectados. Los monstruos no son muertos vivientes sino vivos murientes. Pero oiga: si te muerden duele igual.

LA ESCENA: el piloto encarnado por Harold Perrineau se lanza con su helicóptero hacia una jauría de infectados, poniendo la aeronave en el ángulo exacto para que las aspas les hagan picadillo. Vuelan brazos y cabezas, en la típica escena en la que te tapas los ojos con las manos… pero con los dedos separados para poder seguir viendo la pantalla. Curiosamente, hay una escena idéntica en “Planet Terror”, con otro helicóptero despedazando gente. Ambas películas se estrenaron en 2007, pero “Planet Terror” se terminó de rodar en julio de 2006, y “28 semanas después” en septiembre de ese mismo año. ¿La segunda copió a la primera, o fue casualidad? Who knows…

En el siguiente link, la escena del helicóptero de “28 semanas después”.

5 / “La cabaña en el bosque”: luces de colores y algo de comer

“The Cabin in the Woods” (2011) – Dirección: Drew Goddard – Reparto: Kristen Connolly, Chris Hemsworth, RIchard Jenkins, Amy Acker, Sigourney Weaver.

LA PELÍCULA: cuatro jóvenes van a pasar la noche en una cabaña en el bosque, pero acabarán descubriendo que son las víctimas de un sacrificio ritual. Bajo la cabaña hay una interminable red de pasillos y celdas que albergan a todas las criaturas de las mitologías de terror, zombies incluidos; una plantilla de grises “funcionarios” se ocupa de proporcionar a los monstruos las víctimas que aplaquen su apetito. Sangre, humor y chistes metalingüísticos, con más personajes clásicos de horror que superhéroes hay en “Vengadores: Endgame”.

LA ESCENA: dos de los jóvenes, huyendo de los “funcionarios” que quieren sacrificarles, abren todas las compuertas y liberan a todos los monstruos. La escabechina es brutal, y los zombies (que pasaban por allí) se sientan a comer un rato. Con escenas gore como ésa, la película es tan marciana que estuvo a punto de no estrenarse. Pero, con el estreno en el limbo, el coprotagonista Chris Hemsworth logró el papel de “Thor”. Y los productores de “La cabaña en el bosque”, oportunistas como pocos, esperaron a que se estrenara la película del Dios del Trueno (más de un año) y sólo entonces, con Hemsworth convertido ya en una estrella, llevaron su película a los cines.

En el siguiente link con la mencionada escena de”La cabaña en el bosque”, podemos ver a los muertos vivientes en 1’14”.

6 / “Braindead: tu madre se ha comido a mi perro”

“Braindead” (1992) – Dirección: Peter Jackson – Reparto: Diana Peñalver, TImothy Balme, Elizabeth Moody.

LA PELÍCULA: no añadimos comentario chistoso al encabezado, porque nada puede mejorar ese título. “Braindead: tu madre se ha comido a mi perro” es la campeona de las películas de zombies en escenas gore por minuto; una vez que empieza la sangre, es un no parar. Y la dirigió un muchacho neozelandés, gordito y friki, adicto al humor salvaje y carnicero: nada menos que… ¡Peter Jackson! Sí, ése Peter Jackson: el mismo que rodó la trilogía de “El Señor de los Anillos” y que ganó el Oscar de mejor director por la tercera entrega de esa saga. Antes de aburguesarse en Hollywood, lo suyo eran los higadillos. Y “Braindead” es el mejor ejemplo.

LA ESCENA: acorralado por los zombies, el héroe se enfrenta a ellos con las armas que tiene a mano en su casita de campo. Especialmente con la segadora del césped. Decir que vuela la sangre es quedarse corto: se calcula que, rodando esa escena, el equipo de “Braindead” gastó 20 litros de sangre por segundo. Y el resto del film no es menos salvaje: los zombies comen y se les sale la comida por las heridas que tienen en la garganta, a otros les cortan las cabezas con tijeras de podar… pero nada, nada supera a la segadora.

En el siguiente link, la escena de la segadora de “Braindead”. ¡Y no digáis que no os hemos avisado!

7 / “Nueva York bajo el terror de los zombies”: creo que se me ha metido algo en el ojo

“Zombi 2” (1979) – Dirección: Lucio Fulci. Reparto: Tissa Farrow, Ian McCulloch, Richard Johnson.

LA PELÍCULA: el título original de esta película italiana es “Zombi 2″… pero no es la segunda parte de nada. Se rodó tras el éxito de la primera “Dawn of the dead”, estrenada en Italia (igual que en España) con el título de “Zombie”. Así que el cineasta Lucio Fulci rodó a toda prisa una película de muertos vivientes, y le puso el título de “Zombi 2”, con todo el morro del mundo. Subiéndose al carro del éxito con la delicadeza de un zombie en una carnicería. Eso sí: si hablamos de escenas gore, Fulci supera a muchos por goleada.

LA ESCENA: sólo una puerta separa a una chica de un zombie. El zombie la rompe, agarra a la chica del pelo y, tirando hacia él, hinca en su ojo una gran astilla que asoma de la puerta. Es, quizá, la más desagradable de las escenas gore jamás vistas en películas de zombies. El ojo era de plastilina y arcilla, cosidas con hilos, para que el globo ocular pareciera desmembrarse en fibras. Hay más gore y sangre en el resto del film, pero esa es la escena que impactó a todo el mundo. Por eso “Nueva York bajo el terror de los zombies” es conocida por muchos como “La peli del ojo”. Puagh.

En el siguient link, la escena del ojo de “Nueva York bajo el terror de los zombies”. Por si queréis echarle un ídem.

Por supuesto, nos dejamos muchas tripas por el camino. Las hay en “Zombies Party”, en “Guerra Mundial Z”, en “Zombieland” o en cualquiera de las 10 mejores series de zombies para ver en 2021 que destacamos en otro artículo. Pero, a nuestro juicio, las 7 escenas gore señaladas son las que han marcado un antes y un después.

Y ahora, piquemos algo. ¿Os hace unas mollejas?

Autor

Dr. Rumack

Volando de cine en cine desde 1975, aterrizo en "Sesión Doble" con un doble objetivo: hablar de cine, y hablar de televisión. Disfruta con nosotros, opina lo que quieras y critica lo que te parezca: todo es bienvenido. Pero por favor: no me llames Shirley.

Escribir Comentario