Las series de Amazon derrochan calidad, pero a veces parecen eclipsadas por otras plataformas de “streaming”. Netflix ofrece el catálogo más amplio, pero con tantísimas series no todas pueden ser buenas. HBO siempre ha buscado ser el sello de la calidad y la excelencia… a costa de un catálogo más reducido. Y en medio está Amazon Prime Video, con un notable equilibrio entre calidad y cantidad, que hace que cada vez más usuarios opten por esta plataforma. Éstas serían, a juicio de “Sesión Doble”, las mejores series originales de Amazon Prime Video.

1 / “El hombre en el castillo”: ¿y si los nazis hubieran ganado la guerra?

“El hombre en el castillo” se inspira en la novela homónima de Philip K. Dick: autor de los libros y relatos en que se inspiraron también “Blade Runner”, “Desafío total” o “Minority Report”, y a quien las hermanas Wachowski “robaron” más de una idea para crear el mundo de “Matrix”. En “El hombre en el castillo”, Dick mostraba qué habría pasado si las Fuerzas del Eje hubieran ganado la 2ª Guerra Mundial, con los Estados Unidos derrotados y partidos en dos: la costa este para los Nazis, la costa oeste para Japón. Pero los propios personajes descubren, en una clásica pirueta “philipkadickiana”, que quizá su realidad no es la real.

La serie de “El hombre en el castillo” se produjo siguiendo el procedimiento habitual de las series originales e Amazon: rodar el “piloto”, colgarlo en la web y producir (o no) la serie completa, según la respuesta de los espectadores. Y esa respuesta no dejó lugar a dudas: fue, en su momento, el “piloto” más visto en toda la historia de Amazon Prime Video. Y eso que la premisa no es apta para cerebros vagos, igual que las preguntas que se hacen los personajes de la serie: ¿de verdad los nazis ganaron la guerra… o no la ganaron? ¿Cómo saber si vives en un universo paralelo, o en el auténtico?

O dicho de otro modo: si estuvieras en “Matrix”, ¿sabrías que estás en “Matrix”? Ya hemos dicho antes que las Wachowski deben mucho a Philip K. Dick. Descúbrelo viendo “El hombre en el castillo”: 4 temporadas con un total de 40 episodios, de 60 minutos cada uno.

2 / “Transparent”: la más premiada de las series de Amazon

8 premios Emmy (los Oscar de la televisión), 2 Globos de Oro, 1 premio BAFTA, 1 AFI al mejor programa del año, el premio del Sindicato de Actores de Estados Unidos… son sólo algunos de los muchísimos galardones que se ha llevado “Transparent”: con toda transparencia, la más premiada de las series de Amazon. Pero hay algo muy opaco en el actor más premiado de su reparto: su protagonista estelar, Jeffrey Tambor.

Tambor es un actor excepcional. Tan cierto como que, a finales de 2017, fue acusado de abuso sexual por dos compañeras de la serie. Una investigación interna demostró la veracidad de las acusaciones, y el actor fue despedido de forma fulminante. Lo que suponía, en la práctica, el fin de la serie, pues todo en ella giraba en torno a su personaje. Una serie sobre la tolerancia, la identidad sexual, la familia y el amor en cualquiera de sus formas (físicas o emocionales) no podía sobrevivir a un hecho como ése, auténtico torpedo a su línea de flotación, a su propio espíritu, a su razón de ser. Tan cierto también, tan transparentemente cierto, como que es una serie magnífica.

“Transparent”: una serie de 4 temporadas, compuesta por 41 capítulos de 30 minutos de duración… más un capítulo final de 102 minutos, musical, que cerraba las tramas tras la muerte del personaje de Jeffrey Tambor. Un redoble de ídem para una serie que, a pesar de los pesares, ha cambiado la historia de la televisión.

3 / “Carnival Row”: toda la magia de las series de Amazon

Los pacíficos habitantes de una tierra arrasada por la guerra han de exiliarse para sobrevivir, y tratan de asentarse en lo que parece la Inglaterra industrial del siglo XIX. Pero en su nuevo hogar son ciudadanos de segunda condenados a la pobreza, parias sin derechos a los que los autóctonos miran con miedo y recelo. Y eso que estamos en un universo alternativo: una ucronía “steampunk” donde los exiliados son algo así como hadas, faunos y elfos, con alas y cualidades mágicas. Pero, por desgracia, los inmigrantes son inmigrantes en todas partes. Y en todos los universos.

“Carnival Row” es quizá la más ambiciosa de las series de Amazon, empezando por su reparto, con dos estrellas como Orlando Bloom y Cara Delevingne. Y los directores a los que inicialmente se ofreció el proyecto fueron nada menos que Guillermo del Toro (“El laberinto del fauno”), Neil Jordan (“En compañía de lobos”) y Tarsem Singh (“La celda”), lo que da una idea de la escala en la que se mueve esta serie. Para enganchar al espectador tenemos una trama romántica de amor imposible (humano él, hada ella) y una intriga criminal con asesino incluido. Pero lo que hacer rodar a “Carnival Row” es la evidente metáfora político-social. Con hadas o sin ellas, hay cosas que no cambian.

Por el momento, una temporada de 8 capítulos de unos 55 minutos cada uno. En 2019 se dio luz verde a una segunda temporada. Pero, pandemia mediante, todavía no hay fecha para su estreno.

4 / “Jack Ryan”: todos tranquilos, que la CIA vela por nuestra seguridad

“Jack Ryan” es un joven analista de la CIA (un “boy scout”, en palabras de otros), envuelto en tramas internacionales en las que su honradez e inexperiencia chocan con el cinismo deshumanizado de superiores más veteranos. Es, en suma, el buen americano: eficaz y justiciero engranaje de “un sistema que tiene sus fallos pero que es el mejor que tenemos”. El personaje nació en las novelas de Tom Clancy: un escritor de “best-sellers” que tenía en su casa un tanque de la 2ª Guerra Mundial (un Sherman M4) con el que solía circular y pegar cañonazos para relajarse. Con un “padre” como ese, está claro lo que podemos esperar de Jack Ryan. Pero también es verdad que su serie entretiene mucho.

El personaje de Jack Ryan apareció en las pantallas por primera vez encarnado por Alec Baldwin en “La caza del Octubre Rojo”. Después tuvo los rostros de Harrison Ford (“Juego de patriotas”), Ben Affleck (“Pánico nuclear”) y Chris Pine (“Jack Ryan: operación sombra”). Pero quizá es John Krasinski en esta serie de Amazon el que logra su encarnación más mundana y creíble. Curiosamente, a su padre en la ficción lo interpreta Robert Pine, padre en la vida real de Chris Pine. Y siendo las novelas de Tom Clancy auténticos ladrillacos de casi mil páginas, el “formato serie” es sin duda el que mejor se les adapta.

“Jack Ryan”: la más patriota de las series de Amazon, con 2 temporadas de 8 capítulos cada una, de unos 60 minutos por capítulo, y una tercera temporada pendiente de emisión.

5 / “Fleabag”: el “saco de pulgas” con el que todo Hollywood quiere trabajar

“Fleabag” significa “saco de pulgas”, y no sólo es el nombre de una de las más aplaudidas series de Amazon: es el mote que tenía de niña su creadora, guionista y protagonista, la gran Phoebe Waller-Bridge. Nacida en Londres en 1985, empezó como monologuista, y precisamente en uno de sus monólogos estaba el germen de “Fleabag”. Con sólo 10 minutos de duración, ese monólogo tuvo tanto éxito que su autora lo convirtió en un espectáculo teatral de hora y media. Como el éxito se repitió, “Fleabag” pasó a ser toda una serie. Y como la serie ha ganado 2 Globos de Oro, 5 Emmy y un Bafta, ahora todo Hollywood quiere trabajar con Phoebe Waller-Bridge.

Como guionista, la creadora de “Fleabag” también ha dado a luz a otra serie de éxito: “Killing Eve”. La contrataron para pulir, mejorar y dar una perspectiva femenina al guión de la última película de Bond, “Sin tiempo para morir”. Y está desarrollando un “remake” televisivo de “Sr. y Sra. Smith”, la mítica película en la que se conocieron Brad Pitt y Angelina Jolie, ahora con el (genial) Donald Glover y la propia Phoebe Waller-Bridge como protagonistas (con el propio Glover trabajó también en “Han Solo: una historia de Star Wars”, pero éso no había quien lo salvara). En resumen: todos quieren trabajar con este “saco de pulgas”. Si ves su serie descubrirás por qué.

“Fleabag”: 2 temporadas, con un total de 12 capítulos de unos 27 minutos cada uno.

6 / “Treadstone”: bienvenidos al mundo de Jason Bourne

“Treadstone” era el nombre del peligroso (y corrupto) programa gubernamental que transformaba a jóvenes agentes en máquinas de matar, en la ficción de “El caso Bourne”. El más mortífero de esos agentes, Jason Bourne, fue encarnado por Matt Damon en 4 películas (dos de ellas, verdaderas cimas del cine de acción). Una quinta película, “El legado de Bourne”, exploraba los engranajes de “Treadstone” mostrando a otros agentes del mismo programa. Y de eso trata precisamente “Treadstone”, la serie. Porque Jason Bourne fue sólo uno de muchos.

En el reparto de “Treadston” destacan Jeremy Irvine (que empezó en el cine de la mano de Steven Spielberg en”Caballo de batalla”) y Brian J. Smith (uno de los 8 protagonistas de “Sense8”). Por desgracia, ninguno estaba a la altura de Matt Damon… a ojos de los fans de Jason Bourne: la serie fue cancelada tras una sola temporada, entre críticas muy duras. Injustas, a nuestro juicio: la realización de “Treadstone” es superior a otras series de Amazon, los escenarios europeos lucen de lujo en la pantalla, y los cabos sueltos de la trama estaban claramente pensados para ser resueltos en sucesivas temporadas.

Nunca sabremos cómo de alto habría llegado a volar esta serie. Pero digan lo que digan, como expansión del universo de Jason Bourne, “Treadstone” es de lo más disfrutable. Aunque sólo sean 10 episodios de 44 minutos cada uno.

7 / “La maravillosa Sra. Maisel”: encuentra tu voz

“La maravillosa Sra. Maisel” es un ama de casa judía, en la Nueva York de los años 50, que descubre tener un talento excepcional para los monólogos cómicos. Su periplo personal contra las convenciones será narrado, en la serie, con afecto, calidez y (obviamente) mucho humor. Y la interpretación de Rachel Brosnahan, llena de candor y humanidad, resulta decisiva para que uno caiga rendido a la Señora Maisel. Por algo se ha convertido en el nuevo buque insignia de las series de Amazon.

“La maravillosa Sra. Maisel” es la primera serie de una plataforma de “streaming” que gana el Emmy de mejor comedia. Su episodio piloto está entre los que mejor acogida han tenido en toda la historia de Amazon Prime Video, con una valoración de 4’9 (sobre 5) por parte de los usuarios. Su protagonista, Rachel Brosnahan, se inspiró para el papel en una de sus mejores amigas, la monologuista Jasmine Pierce. Y para ser sinceros: da gusto ver a Brosnahan en un papel como éste, después de hartarse a sufrir encarnando a una vapuleada prostituta en “House of Card”. Viéndola en su papel de Mrs. Maisel, hasta Douglas Stamper se reiría.

Por el momento, 3 temporadas con un total de 26 capítulos de casi 60 minutos de duración, y una cuarta temporada pendiente de estreno.

8 / “Historias del bucle”: haciéndose el sueco en la ciencia-ficción

“Historias del bucle” transcurre en un sencillo pueblecito de Ohio… en cuyo subsuelo se esconde un artefacto construido para explorar los límites del Universo: El Bucle. Sus efectos sobre las vidas de los vecinos serán tan “peculiares”, que Twin Peaks parece un remanso de normalidad comparado con ese pueblo. Y aunque esté en Ohio, el rodaje tuvo lugar en Canadá, y el pueblo entero es de inspiración sueca. Y es que la trama entera se inspira en la obra de Simon Stalenhag: un ilustrador sueco que mezcla escenarios bucólico-campesinos con maquinaria retrofuturista.

Para dar el “toque sueco” a la serie, casi todos los coches que aparecen en pantalla son de fabricación sueca: Volvo o Saab. En el cine del pueblo proyectan “Un verano con Mónica”: un film de 1953 dirigido por el muy sueco Ingmar Bergman. Y el propio Simon Stalenhag colaboró en la serie, con diseños originales para maquinaria y “atrezzo”, en la misma línea de los libros de ilustraciones que le han hecho famoso. Tan famoso que, antes de entrar en el mundo de las series de Amazon, sus obras ya habían inspirado en Suecia diversos juegos de rol. Desde luego, cuando se trata de convertir su trabajo en productos de mercado, Stalenhag no se hace el sueco.

“Historias del bucle”: una temporada compuesta por 8 capítulos de unos 50 minutos de duración.

9 / “Demasiado viejo para morir joven”: una película de 13 horas

“Demasiado viejo para morir joven” podría haber entrado en nuestra lista de 12 series policíacas para ver en 2021… de no ser porque, más que una serie, es una película de 13 horas dividida en varios capítulos. Así la ve su director, el danés Nicolas Winding Refn: nacido en Copenhague en 1970, cineasta de culto gracias de “Drive”, y famoso por su estética de luces de neón, estilización extrema y violencia descarnada: los mismos rasgos que definen “Demasiado viejo para morir joven”, y donde residen tanto sus virtudes como sus defectos. O la amas o la odias, pero la obra de Winding Refn jamás te dejará indiferente.

Rompiendo la frontera entre la pantalla grande y la pequeña, “Demasiado viejo para morir joven” fue presentada en el Festival de Cine de Cannes. Pero en vez de presentar el primer capítulo, o los dos primeros, su director “descolocó” a todos presentando los capítulos 4 y 5. Él dijo que era un “homenaje” a cómo los jóvenes consumen hoy en día el audiovisual: de forma fragmentaria, sin un orden canónico, ignorando las viejas formas de visionado. Pero no pocos sospechan que lo hizo tan sólo por tocar las narices. Así es el director de esta serie: un genio, o un imbécil, según a quién le preguntes. En lo que todos coinciden es en que no verás una serie como la suya.

“Demasiado viejo para morir joven”: una miniserie de 10 capítulos cuya duración oscila entre los 75 y 90 minutos.

10 / “Picard”: larga vida y prosperidad a Patrick Stewart

De acuerdo: lo de “larga vida y prosperidad” es más para vulcanianos que para el capitán Jean – Luc Picard. Pero es inevitable pensar en esa frase cuando vemos al actor Patrick Stewart, superados ya los 80 años de edad, retomando uno de los dos personajes que lo han convertido en leyenda. El otro es el de Charles Xavier, líder de los “X – Men”: tras encarnarlo en varios films a partir del año 2000, volvió en interpretarlo en “Logan” en 2017, en su versión más anciana. El resultado fue tan bueno que han repetido la misma operación con “Picard”, cogiendo al viejo capitán de “Star Trek: la nueva generación” y lanzándolo a nuevas aventuras, cuando bien podría estar viajando con el Imserso a Benidorm.

Para regocijo de los fans, también intervienen en “Picard” otros dos miembros de la tripulación de “La nueva generación”: Jonathan Frakes y Brent Spinner. En la trama hay alusiones a eventos ocurridos en “Star Trek (2009)”… pero los enemigos de J.J. Abrams pueden estar tranquilos: la línea temporal es la misma de las series y películas originales, y no la línea “alternativa” que abrió Abrams con su “reboot”. Y quizá el dato más curioso: en el capítulo 3, el propio Picard muestra la cámara un ejemplar de “Del sentimiento trágico de la vida” de Miguel de Unamuno. La prosa bilbaina llega al espacio exterior… y a las series de Amazon.

Unamuno en “Picard”, llegando hasta el espacio exterior. O lo que vienen siendo las afueras de Bilbao.

“Star Trek: Picard” consta de una sola temporada de 10 capítulos, de unos 45 minutos cada una. Pero ya hay luz verde para una segunda temporada. Quizá las más nostálgica de la series de Amazon.

11 / Otras series de Amazon que también son muy buenas

En estas líneas nos hemos centrado en series originales de Amazon Prime Video, porque son las que definen en última instancia la personalidad de la plataforma, frente a las otras… y porque hacer catálogo a golpe de talonario, comprando series a otros, no parece demasiado complicado (sobre todo si tienes la línea de crédito de Netflix, cuya deuda ascendía, en febrero de 2021, a 15.800 millones de dólares).

Pero si abrimos el marco y consideramos series propias y ajenas por igual, con el único filtro de que las podamos ver en Amazon, entonces encontramos muchas más que las 10 señaladas. Entre otras:

  • “Homecoming”, con Julia Roberts recordándonos lo buena actriz que puede llegar a ser, en un drama de misterio que lleva ya 2 temporadas.
  • “El terror”: serie original de AMC, inspirada en hechos reales ocurridos a mediados del siglo XIX, cuando dos barcos de la Armada Británica quedaron atrapados en el hielo del Ártico. El frío y el hambre serán lo menos terrorífico de su periplo.
  • “Hannah”: inspirada en la película homónima de Joe Wright, sobre una niña convertida en una letal superagente. Como si al programa “Treadstone” entrara Katniss Everdeen, vaya.
  • “El infiltrado”: Tom Hiddleston y Hugh Laurie en una miniserie inspirada en una novela de John Le Carré. Lo que inevitablemente hará que el personaje debate entre el deber de estado y sus propios principios (spoiler: los principios no suelen llegar muy bien al final).
  • “Undone”: combinación de imagen real y dibujos animados con la técnica del rotoscopio. Una gozada para la vista, y un drama fantástico con el que llorar un poquito.
  • “Good omens”: un ángel y un demonio deben aliarse para evitar el Apocalipsis. Lo que supondría, en su caso, quedarse sin trabajo. Basado en una obra de Neil Gaiman, con toda la poesía y la imaginación que ello supone.
  • “Truth seekers”: una serie británica sobre un grupo de buscadores de sucesos paranormales, con las caras de “loosers” de Nick Frost y Simon Pegg. Razón suficiente para que se ganen nuestros corazones.

Y ojo también a “Utopía”, “Upload”, “Hunters”, “Zerozerozero”, “Modern Love”, “Fargo”… o “Without remorse”: acción a manta inspirada en las obras de Tom Clancy. Sí, ése: el del tanque. Porque con la justicia por bandera se pueden conseguir muchas cosas. Pero con justicia, bandera y un M-16 se consiguen muchas más. Estreno: marzo de 2021.

Author

Dr. Rumack

Volando de cine en cine desde 1975, aterrizo en "Sesión Doble" con un doble objetivo: hablar de cine, y hablar de televisión. Disfruta con nosotros, opina lo que quieras y critica lo que te parezca: todo es bienvenido. Pero por favor: no me llames Shirley.

Escribir Comentario