Que habrá una temporada 3 de “Luis Miguel: la serie” es algo que nadie duda. La recreación de la vida del “Sol de México” está siendo uno de los grandes éxitos de Netflix, y su segunda temporada ha generado tanta expectación como la primera. Pero, ¿cómo y cuándo continuará en las pantallas? Te contamos aquí lo que se sabe sobre la fecha de estreno, spoilers y curiosidades del rodaje de “Luis Miguel: la serie”, temporada 3. Y recuerda: cuanto más brilla el Sol… más oscuras son sus sombras.

“Luis Miguel: la serie”… oficial

La serie sobre Luis Miguel tiene entre sus productores ejecutivos al propio Luis Miguel. El actor que le da vida, Diego Bonetta, fue novio de la hija mayor de Luis Miguel. El propio Diego ha contado que el cantante supervisa en persona cada temporada de la serie, antes de su emisión. Su equipo de confianza controla el conjunto de la producción, y el mismísimo Luis Miguel hizo un cameo en el capítulo 1×01 (sentado entre el público de un concierto, en la foto).

Cameo de Luis Miguel en "Luis Miguel: la serie" temporada 3.
Cameo de Luis MIguel en su propia serie.

Con ese grado de implicación personal, ¿podemos fiarnos de que la serie sea realista? ¿O no es más que una simple ficción embellecida de su vida? Algunos implicados ya han dejado saber su opinión

Realidad vs. Ficción

El actor y empresario Roberto Palazuelos, que fuera amigo íntimo de Luis Miguel en tiempos ya casi remotos, dice que la serie contiene evidentes “exageraciones” que puede comprender, “por razones dramáticas”, pero que “la serie la están contextualizando como real (…) entonces que no mientan en los hechos”. Hechos como la verdadera razón del fin de su amistad, rota según la serie por una discusión en público entre los dos, con Palazuelos echando en cara al cantante su desatención hacia su hija recién nacida. Dice Palazuelos que nunca discutieron, y que sencillamente se fueron distanciando. Aunque sí reconoce que han llegado a estar 15 años sin hablarse.

Roberto Palazuelos y Luis Miguel, estrellas enfrentadas por "Luis Miguel: la serie".
Roberto Palazuelos vs. Luis Miguel

Para evitar litigios, a Palazuelos no se le menciona por su nombre en ningún momento a lo largo de la serie, y tan sólo se refieren a él como “Bobby”. Y por las mismas razones, a la exnovia de Luis Miguel, la actriz Stephanie Salas (madre de su hija Michelle Salas) se refieren en la serie como “Sophie”. Ésa es la estrategia que se ha seguido en “Luis Miguel: la serie”: cambiar los nombres de aquellas personas de la vida del “Sol” que no salen bien paradas en la producción de Netflix.

Por eso mismo, en la segunda temporada, no se escucha ni una vez el nombre de Aracely Arámbula, la actriz mexicana con la que Luis Miguel tuvo dos hijos (Miguel y Daniel), pero sí aparece un personaje femenino de nombre sospechosamente similar: Azucena. Tampoco hace falta echarle mucha imaginación.

Pero ficción o realidad, “Luis Miguel: la serie” tiene una trama que engancha, personajes poderosos y un reparto que ha brillado por méritos propios en las dos temporadas producidas hasta ahora. ¡Y que a buen seguro seguirá brillando en la temporada 3!

El reparto de “Luis Miguel: la serie”

El protagonista estelar de todas las temporadas es, obviamente, el actor que da vida al propio Luis Miguel: el ya mencionado Diego Boneta. Nacido en Ciudad de México en 1990 y con varias incursiones en Hollywood a sus espaldas (“Monster Hunter”, “Terminator: destino oscuro”, “Rock of Ages), la serie “Scream Queens”), Boneta se tomó tan en serio en papel que, antes de grabar la primera temporada, pasó todo un año entrenando la voz para lograr un timbre similar al de Luis Miguel. Y más aún: se puso en manos de un dentista y se operó los incisivos, desplazándolos levemente hacia los lados para tener entre ellos una pequeña separación… como la que tenía Luis Miguel en sus años mozos.

Luis Miguel y Diego Boneta con los dientes operados para "Luis Miguel: la serie".
Luis Miguel y Diego Boneta, cuestión de dientes.

Junto a Diego Boneta, han brillado en la temporada 2 algunos destacados intérpretes argentinos, como César Bordon, Luz Cipriota o Macarana Achaga (el “Sol” siempre brilló más allá de México). Pero quizá el intérprete internacional que mejores críticas ha obtenido en su paso por “Luis Miguel: la serie” fue el español Óscar Jaenada: el padre del cantante, en la primera temporada.

Óscar Jaenada nació en Barcelona, y tras brillar en España con “Noviembre” o “Camarón”, fue dando saltos al otro lado de Océano hasta convertirse en un recurrente actor de carácter en Hollywood (“Piratas del Caribe: en mareas misteriosas”, “Los perdedores”, “Infierno azul”) y en toda una estrella en México: él fue quien dio vida, con un acento impecable, al mismísimo Mario Moreno en “Cantinflas”. También le hemos visto en “Rambo: last blood”, enfrentado al propio Sylvester Stallone y demostrando que puede ser un excelente villano. Y ése era precisamente su rol, el de villano, encarnando al padre de Luis Miguel.

Luisito Rey y Óscar Jaenada caracterizado en "Luis Miguel: la serie".
Luisito Rey / Óscar Jaenada

Jaenada levantó cierta polvareda entre los fans más acérrimos de Luis Miguel, al reconocer que no le interesaba la música del “Sol”, que sólo conocía dos de sus canciones (y “ni siquiera me sé la letra”, dijo) y que aceptó la serie únicamente porque le interesó el tiránico papel de su padre. ¡A algunos se les abrieron las carnes con esas palabras! Pero se les cerraron al ver su magnífica interpretación en “Luis Miguel: la serie”.

Tan buena como la del pequeño Izan Llunas: el niño que encarnó a Luis Miguel en los capítulos que mostraban la infancia del cantante. Con 11 años en ese momento, Izan mostraba un enorme parecido con el verdadero Luis Miguel, cuando “El Sol” tenía esa edad. Y con su debut como actor en la serie, Izan Llunas demostraba que el talento salta de generación en generación: es hijo del cantante Marcos Llunas… y nieto del célebre Dyango, estrella de la canción nacido en Cataluña pero que ha logrado sus mayores éxitos en Latinoamérica. Dyango y Luis Miguel, emparentados por Izan Llunas.

Dyango, Izan Llunas y Marcos Llunas. El talento se hereda.

La otra serie de Luis Miguel

Mientras se cocinaba la producción de “Luis Miguel: la serie”, otra productora trató de subirse al carro de su previsible éxito y anunció el rodaje de otra biografía del cantante, esta vez no autorizada. El desafío de esos productores no era pequeño: sin poder utilizar las verdaderas canciones de Luis Miguel (ni siquiera sus títulos) ni el nombre real del propio cantante, deberían inventar nombres y temas totalmente nuevos, pero que de alguna manera evocaran los auténticos. Y asumiendo, además, las batallas legales que el entorno del “Sol” emprendería contra ellos. Al final desistieron.

Y es que, ¿qué sentido tendría hablar de Luis Miguel, sin la música de Luis Miguel?

Música y dinero

En el capítulo 4 de la primera temporada se escuchaba uno de los éxitos que le catapultaron en su salto hacia la madurez: “Culpable o no”. Automáticamente, el tema original de Luis Miguel saltó al número 1 de descargas y reproducciones en Apple Music, en Spotify y en iTunes. Lo que da una idea de la vigencia de su música… y de la inyección monetaria que la serie está suponiendo en su economía. Porque al final, hasta los mayores fans del “Sol” reconocen que de éso va todo ésto: de dinero.

A lo largo de los años, Luis Miguel ha sido siempre excepcionalmente discreto en relación a su vida privada. No hablaba de su padre ni de sus abusos, de su madre ni de su desaparación, de su primera (y traumática) experiencia sexual, de sus primeros conflictos con la industria de la música. Y hasta llevó a juicio a todos aquellos periodistas que trataron de ir más allá de las biografías oficiales. Como Claudia de Icaza, autora de “El gran solitario: biografía no autorizada”.

Icaza, asombrada, recuerda que todo lo que ahora revela la serie es lo mismo que ella ya contó, hace 24 años. ¿Por qué contarlo, a estas alturas? ¿Por qué ahora sí, y antes no?

Respuesta: por dinero. Porque, dicen, las malas inversiones y un nivel de vida más allá de su éxito (más gastos que ingresos, vaya) han dejado las cuentas del artista en un estado comatoso. Y la serie no sólo le proporciona beneficios directos, sino que (ante todo) vuelve a ponerle en el primer plano de la actualidad, reverdece sus laureles y multiplica el interés hacia su persona… y con él, los ingresos de su música por vías digitales. En la rueda del merchandising, la serie es la locomotora, y tras ella cada vagón es una fuente de ingresos. Antes casi parados, ahora a toda marcha y en velocidad de crucero.

Pero, por supuesto, la táctica del tren no funcionaría si la locomotora no fuera verdaderamente potente. Es decir: si la serie no fuera lo bastante buena. Y realista o no, la serie es un drama poderoso capaz de enganchar a cualquiera, aunque no llevara el nombre de Luis Miguel y se llamara, pongamos, “José Luis: la serie”. Así ha sido en la primera temporada, sin duda lo es en la segunda… y todo apunta a que lo será en la tercera.

Spoilers: qué esperar de la temporada 3

Lo primero que hay que esperar es que… habrá que esperar. El entorno de Luis Miguel no tuvo mucho prisa en lanzar la temporada 1, y tampoco la tuvo para la temporada 2. Por tanto, la temporada 3 llegará cuando todo esté perfectamente atado y controlado, y cuando no haya duda alguna sobre el relato que Luis Miguel quiere hacernos llegar. Es su relato.

Dicho ésto, y como ya apuntábamos antes, en este relato Luis Miguel ha sido más sincero que nunca. Y si la primera temporada mostró con (cierta) sinceridad la dureza de su infancia, la segunda ha mostrado, en dos tiempos, los sinsabores y dramas de su vida sentimental y de sus primeros hijos, en dos líneas temporales: 1992 y 2005. Cabe, por tanto, suponer, que la futura temporada 3 abordará los últimos 15 años de vida del cantante: sus problemas económicos, su distancia como padre (equiparable a la que tuvo de su propio padre, como hijo) y sus problemas de salud. Es decir: el tinnitus.

"Luis Miguel: la serie": luces, sombras y tinnitus del "Sol de México".
“Luis Miguel: la serie”, luces, sombras y tinnitus.

El tinnitus es una afección del oido que hace que quienes la padecen perciban un continuo zumbido de volumen variable. Un moscardón permanente dentro de la cabeza, molesto bajo cualquier circunstancia, pero directamente perturbador si vives de la música.

Y Luis Miguel tiene tinnitus.

El propio cantante ha hablado de ello con cierta naturalidad, a lo largo de su vida. Pero es difícil imaginar hasta qué punto es condicionante para alguien de su profesión. Sometido a la industria musical desde su infancia, a los conciertos, al volumen y a los decibelios, era casi inevitable que “El Sol de México” sufriera alguna afección auditiva. Pero “Luis Miguel: la serie” nos ha ido permitiendo conocer las circunstancias en las que se desarrolló su tinnitus. Lo vemos en la segunda temporada, y es de esperar que la tercera abunde en ese tema.

¿Abordará además, con más detalle, el destino de su desaparecida madre? La primera temporada acababa con el “cliffhanger” de qué le ocurrió, después de que su padre en su lecho de muerte no llegara a decirle nada, y de que el propio Luis Miguel recibiera un informe sobre ella (muy bien pagado) de agentes del Mossad. No supimos más en la temporada 1, y las revelaciones de la temporada 2, ciertamente, saben a poco.

Luis Miguel con su madre, Marcela Bastieri.
El joven Luis Miguel con su madre, Marcela Bastieri

Para ser sinceros, no es de esperar que la serie, en el futuro, aporte mucho más a ese respecto. Algo más dirá, por atención a los fans. Pero qué ocurrió con su madre es algo que siempre ha pertenecido a la esfera más íntima de Luis Miguel. En “Sesión Doble” no apostaríamos a que abra mucho más su intimidad. Pero habrá que esperar a la temporada 3 de “Luis Miguel: la serie”.

La fecha de estreno: cuándo y dónde ver “Luis Miguel: la serie”, temporada 3

La temporada 1 de “Luis Miguel: la serie” vio la luz el 22 de abril de 2018. Debutó en Telemundo, el canal en español para Estados Unidos. Allí se fue emitiendo un capítulo a la semana, y al día siguiente de cada emisión los capítulos se incorporaban al catálogo de Netflix, para su difusión internacional. Pero la mecánica ha cambiado en su temporada 2.

Para su segunda tanda de capítulos, disponibles a partir del 18 de abril de 2021, se ha prescindido de Telemundo, entrando sus capítulos directamente en Netflix. Aunque se ha mantenido la periodicidad semanal: a la antigua usanza, no quemando todos los cartuchos al colgar la serie completa, sino preservando el suspense de ver qué pasará siete días después (algo que, por ejemplo, HBO hizo magníficamente con “Juego de Tronos”, volviendo a los ritmos y rituales del remoto pasado televisivo).

Todo ello permite suponer que en la temporada 3 seguirán la misma tónica. Pero en relación a las fechas, podemos estar más tranquilos: casi seguro que no tendremos que esperar 3 años entre las temporadas 2 y 3, como ha ocurrido entre las temporadas 1 y 2. De hecho, la fecha de estreno prevista para la 2 era mediados de 2020. Pero, como en tantas otras series, la pandemia trastocó el calendario, y grabaciones y estreno se retrasaron.

Por tanto, y siguendo el patrón previsto, podemos decir que “Luis Miguel: la serie”, temporada 3, llegaría a las pantallas de Netflix, en buena lógica, a partir de abril de 2023, con la periodicidad semanal de las temporadas anteriores, y con un total de entre 8 y 13 capítulos (la segunda temporada tiene 8, la primera tuvo 13) de 1 hora de duración, cada uno. ¡Y el alto nivel de producción al que nos tiene acostumbrados!

¿Demasiada larga, la espera? Bueno, si necesitamos emoción y suspense siempre podemos matar el tiempo con algunas de las 12 mejores series de médicos disponibles actualmente en plataformas. Y si estamos dispuestos a emociones más fuertes todavía, tenemos también las 25 mejores novelas turcas para ver en 2021.

Pero si nada que no sea Luis Miguel nos puede entretener hasta que llegue la temporada 3, entonces lo mejor será seguir disfrutando de las dos anteriores… y del tráiler de la segunda. A gustito, calentitos, al calor del “Sol de México”.

Author

Jon

Habitando esta realidad desde 1986. Puedo parar las balas, pero lo que de verdad me gusta es parar el aburrimiento... con el cine y la televisión. Disfruta con nosotros, opina lo que quieras y critica lo que te parezca. Pero recuerda: ya sé kung-fú

Escribir Comentario