Patty Jenkins lo ha vuelto a hacer. La directora californiana, consagrada en su día con películas independientes como “Monster”, sorprendió a propios y extraños en 2017 con la primera película de “Wonder Woman”, ofreciendo un espectáculo de primer orden, con muchos dólares en pantalla pero también con corazón y con alma. Porque se puede ofrecer acción y mamporros sin insultar la inteligencia del espectador, y se puede ser empoderada y palomitera al mismo tiempo.
Pues bien: todas esas cualidades vuelven a estar presentes en la secuela, Wonder Woman 1984, y así lo han indicado casi todas las críticas estadounidenses.

Medios como “IndieWire” hablan de una película “alegre, inteligente y ambiciosa”

“The independent” la describe como “el film que necesitamos ahora”, por su vitalismo ante la adversidad, por su optimismo no por “naif” menos esperanzador.

“El perfecto faro de la esperanza”, llegan a señalar en “Rotten Tomatoes”.

“Screenrant” insiste en que es una producción “ambiciosa”, pero también la califica de “sentida”.

“The indian express” la califica como “absolutamente explosiva de principio a fin”.

Y en general, los críticos coindicen en el buen hacer de Gal Gadot (una verdadera “Princesa Guerra de la vida real, como podemos comprobar repasando las 10 curiosidades más asombrosas sobre su vida), así como en el absoluto placer que supone disfrutar de un film como éste… en pantalla grande. Con una heroína más grande que la vida, que hace sentir grandes a los espectadores que la acompañan en su viaje. Y con la emoción compartida que sólo la pantalla grande puede dar, con una inocencia que “Tenet” no tenía. Las 7 divertidas curiosidades sobre “Wonder Woman 1984” refrendan su grandeza.

¿Pero de verdad es tan buena?

¿De verdad es así de buena “Wonder Woman 1984”, o la crítica yanqui está exagerando? La respuesta: “a” y “b” son correctas. Ciertamente exageran un poco (la nueva aventura de la Mujer Maravilla tampoco reinventa la rueda) pero las sensaciones que deja no pueden ser mejores. En tiempos de COVID, en tiempos de cinismo, en tiempos de “equidistancia”, la pureza de la Princesa de Temiscira nos hace recuperar la confianza en el género humano, al menos durante dos horas.

¿Perdura esa confianza cuando se sale del cine? Cada uno tendrá su respuesta. Pero hay emociones que no se pagan con dinero… y que el cine da mejor que nadie. Y hay momentos en que no queremos películas de Oscar: queremos sentirnos grandes otra vez.

Aunque sólo fuera por eso, bienvenida, Wonder Woman. Como podría decir el mismísimo Caballero Oscuro, ella es la heroína que necesitamos.

Autor

Dr. Rumack

Volando de cine en cine desde 1975, aterrizo en "Sesión Doble" con un doble objetivo: hablar de cine, y hablar de televisión. Disfruta con nosotros, opina lo que quieras y critica lo que te parezca: todo es bienvenido. Pero por favor: no me llames Shirley.

Escribir Comentario