¿Quieres ver buenas series de superhéroes y no sabes por cuál empezar? Hay tantas que a veces cuesta escoger. Pero en “Sesión Doble” te lo ponemos fácil con una lista que combina el entretenimiento familiar, el humor salvaje y el “delicatessen” seriéfilo para los espectadores más exigentes. Los héroes en pijama, que antaño eran carne de Serie Z, protagonizan ahora producciones de primer nivel y gozan de prestigio, salud… y buenas series. Estas son las 12 mejores series de superhéroes que puedes ver ahora mismo en las principales plataformas.

1 / “Bruja Escarlata y Visión”: las series de superhéroes llegan a Disney+

Como hacían en “Vengadores: Endgame”, retrocedamos en el tiempo. Cuando el Universo Marvel se expandió desde los cines a las series en “streaming”, sus héroes no tenían plataforma propia y debutaron en Netflix, con “Daredevil” y “Jessica Jones” entre otros títulos. Luego Marvel fue comprada por Disney, la Compañía del Ratón sacó su propia plataforma… y en Netflix cancelaron sus series Marvel. Y a la espera de que esas primeras series resuciten en Disney+, otros nuevos héroes Marvel van llegando a la nueva plataforma. Empezando por la más peculiar y nostálgica de las series de superhéroes: “Bruja Escarlata y Visión”.

Toda la serie es un homenaje a las telecomedias de situación (en la trama tiene sentido, aunque no lo explican hasta el episodio 8), imitando en cada capítulo las “sit-com” de los años 50, de los 60, de los 70, y así sucesivamente. Para conseguir el “look” de cada década, usaron en las cámaras hasta 47 lentes distintas, grabaron los capítulos con público en plató (como “Friends”) y pidieron consejo a Dick Van Dyke (el deshollinador de “Mary Poppins”, estrella durante años de las comedias televisivas). El resultado es impecable… y muy caro: con un coste de 25 millones de dólares por capítulo, “Bruja Escarlata y Visión” es en estos momentos la serie más cara de la historia.

En Disney+, miniserie de una temporada con 9 capítulos de poco más de 25 minutos cada uno (no por casualidad, la duración media de una “sit-com”)

2 / “Daredevil”: el comienzo de una era

Era el año 2015 cuando Marvel saltó a las series en “streaming”. En los cines ya llevaban tiempo arrasando los Vengadores, Iron Man, Thor y compañía, enfrentados casi siempre a peligros cósmicos más-grandes-que-la-vida. Pero en esas tramas no había hueco para para los héroes más mundanos del Universo Marvel: menos poderosos pero enfrentados a peligros más reales, como el crimen organizado, las drogas, la prostitución, la pobreza. Todo ello tendría al fin su espacio en las series, y la primera fue “Daredevil”: abogado de día, justiciero de noche, karateka… y ciego. El héroe más “débil” de Marvel, pero justamente por eso el más valiente. Por algo le llaman “El Hombre Sin Miedo”.

La serie transcurre en el mismo universo Marvel de las películas (de ahí las referencias, en el tráiler, a la armadura de Iron Man o al martillo de Thor), pero es mucho más oscura, violenta y adulta. El actor londinense Charlie Cox, en su papel de “Daredevil”, rodó en persona casi todas sus escenas de acción. El gran Vincent D’Onofrio (el “Recluta Patoso” de “La chaqueta metálica”) demostró que un villano puede ser aterrador, complejo y humano al mismo tiempo. Y los cómics de Frank Miller (“El Hombre Sin Miedo”, “Born Again”) nunca han tenido mejor traslación a las pantallas. Por todo ello “Daredevil” marcó un antes y un después en las series de superhéroes.

Una serie original de Netflix, con 3 temporadas y un total de 39 capítulos de unos 55 minutos cada uno. Lo más lógico es que, dentro un tiempo, haya más temporadas en Disney+.

3 / “Jessica Jones”: superheroína empoderada

Si algo ha quedado claro en los últimos años es que Marvel piensa a lo grande, y sus series de superhéroes no iban a ser una excepción. Por eso, cuando desembarcó en Netflix no lo hizo sólo con “Daredevil”, sino con un plan de 4 series distintas que confluirían en la miniserie “Los Defensores”. Esas cuatro series eran “Daredevil” (la pionera), “Luke Cage” (quizá no tan lograda como la anterior), “Iron Fist” (mediocre, siendo amables) y “Jessica Jones”: para muchos, la mejor de las cuatro (más tarde vino “The Punisher”, pero ésta no era parte del plan inicial, sino fruto del éxito que tuvo ese personaje al aparecer en “Daredevil” como secundario).

La “Jessica Jones” del título tiene fuerza sobrehumana… pero fue vulnerable al control mental de una relación tóxica con un maltratador. ¿Pueden las series de superhéroes abordar temas tan serios como la violencia de género? Rotundamente sí, y Jessica Jones lo demuestra. El arco del héroe es aquí el de una superheroína liberándose del yugo, empoderándose en el camino y rompiendo cadenas. Y todo ello sin renunciar al entretenimiento bien entendido, a la emoción y al espectáculo.

“Jessica Jones”: en Netflix, serie de 3 temporadas con 39 capítulos de unos 55 minutos cada uno. También se espera que regrese algún día, en Disney+

4 / “Arrow”: la flecha verde que marca el camino

Las series de superhéroes no nacieron con Marvel. Su gran competidor, el Universo DC, ya estaba allí (siempre estuvo allí) con Superman, Batman, Wonder Woman y el resto de “La Liga de la Justicia”. Pero con DC, películas y series se desarrollan en Universos distintos, lo que ha restado impacto a esas series… aunque sean tan buenas como “Arrow”. Su protagonista, Oliver Queen, es el joven heredero de una enorme fortuna que, igual que Batman, utiliza sus recursos para ejercer de justiciero enmascarado. La diferencia es que, aquí, la fortuna familiar proviene de negocios ilegales. El héroe tiene por tanto una motivación añadida: expiar los pecados de la familia Queen.

Los exteriores de la mansión Queen se filmaron en el canadiense Hatley Castle: el mismo castillo que aparece como escuela de Charles Xavier en las películas de los “X – Men”, y como residencia de Lex Luthor en la teleserie “Smallville”. Pero si hablamos de series, hay que señalar que el gran éxito de “Arrow” generó el llamado “Arrowverso”: el universo de ficción en el que también transcurren otras series de superhéroes como “Supergirl”, “The Flash” o “Legends of Tomorrow”. Y la estrella de “Arrow”, Stephen Amell, empezó en otra serie de culto: la teleserie canadiense “Heartland”, de la que ya hemos hablado a menudo en “Sesión Doble”.

“Arrow”: una serie original de The CW Network, actualmente disponible en Netflix. Consta de 8 temporadas, con 170 capítulos de unos 42 minutos cada uno.

5 / “Legends of Tomorrow”: leyendas del mañana, y del ayer

Cuando llega al “Arrowverso” una amenaza tan grande que el propio Arrow no puede hacerle frente en solitario, ¿cuál es la solución? La habitual en estos casos: asociarse con un equipo de superhéroes, cuyos talentos combinados les permitirán enfrentarse al supervillano de turno. Todo ello mezclado con viajes en el tiempo, incontables guiños “frikis”, un estudiadísimo reparto lleno de rostros familiares… y mucho, mucho sentido del humor. Algo de lo que no suelen andar muy sobradas las series de superhéroes.

El propio reparto casi parece un chiste: a uno de los héroes lo encarna Brandon Routh, que dio vida al Hombre de Acero en la fallida “Superman Returns” (y que demuestra, en la serie, ser mucho mejor actor de lo que parecía en la película). A otros dos miembros del equipo, que siempre van juntos, los interpretan Wentworth Miller y Dominic Purcell, que encarnaron a los hermanos protagonistas de “Prison Break”. Y liderando a las “Leyendas” está el actor Victor Garber. Que interpretó al diseñador del “Titanic” en la mítica película de James Cameron, y que en “Legends of Tomorrow” hace chistes sobre que habría que ejecutar… al diseñador del Titanic. Lo dicho: mucho humor.

“Legends of Tomorrow” es otra serie original de CW Network disponible en Netflix. El plan es que tenga 7 temporadas, aunque todavía van por la quinta, con 92 capítulos de unos 42 minutos cada uno.

6 / “Gotham”: la precuela de Batman

Al margen del “Arrowverso”, pero aprovechando también la inagotable cantera de personajes del Universo DC, llegó en 2014 “Gotham”: un caso singular entre las series de superhéroes… porque no tiene superhéroes. Su protagonista es el futuro comisario de Gotham Jim Gordon, recién llegado a la ciudad, cuando Bruce Wayne es todavía un niño que ni siquiera ha soñado con ponerse el traje de Batman. Y sin superpoderes ni habilidades especiales, salvo su propio sentido de la justicia, Gordon se irá enfrentando a los mismos villanos que acabarán siendo enemigos de Batman. Así que en “Gotham” no hay superhéroes, pero sí que hay decenas de supervillanos.

Para encarnar al pérfido Pingüino en “Gotham”, el actor Robin Lord Taylor se inspiró en el trabajo de Danny DeVito en ese mismo papel, en “Batman vuelve”. El propio comisario Gordon de la serie, Ben McKenzie, reconoce que imitó sin reparos a Gary Oldman (que encarnó a Jim Gordon en la trilogía cinematográfica de “El caballero oscuro”). Y también hay en “Gotham” incontables guiños a la teleserie de “Batman” de los años 60… pero sin onomatopeyas en pantalla. ¡Menos mal!

Foto del onomatopéyico "Batman" de los años 60: ejemplo icónico de series de superhéroes.
El onomatopéyico “Batman” televisivo de los años 60.

“Gotham”: una serie original de Fox Network, ahora disponible en Netflix. Consta de 5 temporadas y 100 capítulos en total, de unos 42 minutos cada uno.

7 / “Agentes de SHIELD”: los funcionarios del Universo Marvel

Los superhéroes salvan el mundo. Pero ¿quién arregla el caos que dejan tras de sí? Con ciudades medio arrasadas después de cada pelea, con gobiernos enfrentados por conflictos superheróicos, y con la gente de a pie queriendo recuperar sus casas, sus empleos y sus vidas, alguien tiene que gestionar el día-a-día. ¿Y quién se ocupa de eso? El siempre eficaz agente Coulson, visto en casi todas las películas del Universo Marvel con el rostro del actor Clark Gregg, al frente de los “Agentes de SHIELD”.

Coulson y compañía son gente ordinaria teniendo que lidiar con lo extraordinario. En palabras de Joss Wheadon, director de “Los Vengadores” primera y segunda parte, y principal impulsor de “Agentes de SHIELD”, esta serie representa a “Los Zeppos”. Es una alusión a Zeppo Marx: el cuarto de los hermanos Marx, el “normal” de todos ellos, cuya única función era servir de contraste a Groucho, Chico y Harpo para que se rieran de él. Y eso son los agentes de SHIELD: los “Zeppos” de las series de superhéroes… convertidos aquí, por una vez, en los héroes de la función.

Emitida en ABC y actualmente disponible en Disney+. Un total de 7 temporadas con 136 episodios de 45 minutos cada uno.

8 / “The Boys”: ¿y si los superhéroes son la verdadera amenaza?

“The Boys” es un sacrificado grupo de hombres y mujeres que luchan por la justicia… sin tener ningún superpoder. Mientras que “Los Siete” son un grupo de superhéroes, honrados y modélicos de cara a la galeria, pero totalmente corruptos en su vida privada. Sus muchos crímenes permanecen ocultos a la opinión pública por los tejemanejes de Vougth International: la empresa privada que gestiona la imagen de los héroes y los “monetiza” (“es el mercado, amigos”). Y los únicos que conocen la verdad son… “The Boys”.

“The Boys” se inspira en el cómic homónimo del guionista Garth Ennis, autor del también llevado a la pantalla “Predicador”. Pero mientras la serie de “Predicador” no cuajó a la altura del (magnífico) cómic en el que se inspira, “The Boys” sí lo ha logrado. Y su premisa inicial es bien razonable: si un superhéroe tiene poderes para hacer todo lo que quiera, ¿por qué no iba a hacer todo lo quiera? Si a eso le añadimos humor bestia y capitalismo salvaje (no hay mucha diferencia entre Vought International y la Omni Consumer Products de “Robocop”), el resultado es la más iconoclasta y brutalmente divertida de las series de superhéroes.

En Amazon Prime. Por el momento, 2 temporadas con 8 episodios cada una, de unos 60 minutos de duración, y una tercera temporada pendiente de emisión en 2021.

9 / “Legión”: el mutante más poderoso del mundo

“Legión” es el nombre en clave de un mutante tan poderoso que las autoridades no saben si estudiarlo, si utilizarlo, o si matarlo directamente. Le tienen engañado en un aparente pabellón psiquiátrico, haciéndole creer que es esquizofrénico, mientras deciden qué hacer con él. Pero su poder es demasiado fuerte para ponerle muros: por algo es hijo del mismísimo Charles Xavier: fundador y líder de los “X – Men”, y considerado desde siempre el mayor telépata del mundo. Hasta que llegó su hijo, claro.

Todo en “Legión” es distinto a las clásicas series de superhéroes. Su estilo, su narrativa, su personaje principal. Su paleta cromática, su escenografía, sus personajes secundarios. Como el de la joven amiga del héroe, también diagnosticada de esquizofrenia, que lleva en la ficción el nombre de Syd Barrett: evidente homenaje al cofundador de Pink Floyd, el rockero Syd Barrett, que murió esquizofrénico. ¿Y cómo nos presentan en “Legión” a la Barrett de ficción? Con una potente luz tras su cabeza, que la hace brillar como un diamante. “Shine on your crazy diamond”. ¿No decíamos que en “Legión” todo es distinto? Por eso nos encanta.

Disponible en HBO. Una serie de 3 temporadas con un total de 27 episodios de 1 hora de duración.

10 / “The Umbrella Academy”: un familia un poco especial

Cuando eran niños, los superhéroes de esta serie fueron adoptados por un excéntrico inventor y educados en su peculiar academia: “The Umbrella Academy”. Pero no era una escuela normal, ni una familia normal: estos hermanos adoptivos acaban descubriendo que habían sido formados, desde el principio, para hacer frente a una amenaza apocalíptica que destruiría el mundo conocido… más adelante. Cuando se hubieran graduado en la Academia. Pero ahora que la amenaza está a punto de llegar, ¿estarán realmente preparados?

“The Umbrella Academy” se basa en un cómic de Dark Horse (la tercera editorial de cómics más importante de Estados Unidos, tras Marvel y DC) que ya se intentó adaptar al cine en 2008. Con Paramount produciendo, el guionista y director asignado, Rawson Marshall Thurber (“Cuestión de pelotas”) dijo que aquel era “de lejos, el mejor guión que jamás he escrito”. Pero el material era demasiado salvaje para la pantalla grande, y el proyecto cayó en el limbo… hasta que Netflix lo rescató. No nos engañemos: no hay tanta diferencia entre una gran empresa de “streaming” y (por ejemplo) Vought International. Pero es verdad que, a veces, Netflix nos alegra el día.

Una serie original de Netflix. Por el momento, 2 temporadas con 10 capítulos cada una, de 60 minutos de duración. Y una tercera temporada ya aprobada, pero sin fecha de estreno.

11 / “Watchmen”: quizá la mejor de todas las series de superhéroes.

Y eso que partía de “material sensible”: “Watchmen”, de Alan Moore y Dave Gibbons, es la Biblia de los amantes de los cómics, el Libro Sagrado ante el que hay que agachar la cabeza. Precisamente ese respeto reverencial es lo que hizo que “Watchmen”, la película (Zack Snyder, 2009) fuese prácticamente una fotocopia del cómic original, brillante como recreación pero con escasa personalidad propia. Y justamente por eso, el “showrunner” Damon Lindelof (que fue guionista de “Perdidos”) decidió que la serie de “Watchmen” no fuera una adaptación, sino una secuela del cómic. Se liberaba así de la pleitesía a la historia original, pudiendo extender sus propias alas. Y el resultado es magnífico.

El argumento de esta serie es tan intrincado y sorprendente que ni siquiera vamos a intentar resumirlo. Pero sí podemos aplaudir a su brillantísimo reparto: Jeremy Irons, Don Johnson, la monumental Regina King, y el mucho menos conocido Yahya Abdul-Mateen II comiéndoles a todos la tostada. Y aún desarrollando su propia aventura, este “Watchmen” es extremadamente coherente con el cómic de Alan Moore (fiel al espíritu, no a la letra) digan lo que digan los fundamentalistas. Con traumas enmascarados, narración no lineal, eternas simetrías, y hasta calamares. Y cierto individuo de piel azul.

“Watchmen”: una miniserie de HBO compuesta por 9 episodios de unos 60 minutos de duración.

12 / “Falcon y el Soldado de Invierno”: porque no sólo de “Watchmen” vive el lector de cómics

¿Hemos dicho ya que “Watchmen” es muy buena? ¿Y que el cómic original es la Sagrada Biblia? Todo eso es cierto. Pero a veces, incluso al mayor de los cinéfilos, lo que le apetece no es ver “Ciudadano Kane” sino dejar la cabeza en modo “off” y disfrutar de un rato de diversión descerebrada. Y eso es, más o menos, lo que ofrece “Falcon y el Soldado de Invierno”: la segunda serie Marvel para Disney+ (tras “Bruja Escarlata y Visión”), evidentemente inspirada en las “buddy movies” de los 80, con “Arma letal” a la cabeza. No reinventa la rueda de las series de superhéroes, pero viéndola te lo pasas muy bien.

El tráiler sobre estas líneas ha tenido el recórd de visionados en YouTube, como ya contamos en “Sesión Doble”. Sus actores principales, Anthony Mackie y Sebastian Stan, dicen haberse puesto más “cachas” que nunca para esta ocasión. Y con las salas de cine casi paralizadas, son series como ésta las que permiten que el Universo Marvel siga progresando. ¡Larga vida a los héroes en pijama!

“Falcon y el Soldado de Invierno” se estrena en Disney+ el 19 de marzo de 2021. Una miniserie de 6 episodios, de unos 60 minutos cada uno.

Autor

Dr. Rumack

Volando de cine en cine desde 1975, aterrizo en "Sesión Doble" con un doble objetivo: hablar de cine, y hablar de televisión. Disfruta con nosotros, opina lo que quieras y critica lo que te parezca: todo es bienvenido. Pero por favor: no me llames Shirley.

Escribir Comentario